EFEMadrid

Miles de personas convocadas por 11 colectivos animalistas han pedido hoy en la Puerta del Sol de Madrid el fin de la tauromaquia, que este espectáculo cuya violencia denuncian no sea un bien de interés cultural, eliminar las ayudas públicas y prohibir la participación de los menores.

La protesta ha comenzado con una performance donde los partidarios de prohibir los toros han roto banderillas impregnadas con polvos rojos que han generado una nube de este color con el que los activistas buscaban aludir a la sangre de los animales.

Según han indicado los organizadores en un comunicado, la protesta, a la que se han adherid 170 colectivos de todo el país, ha finalizado en la plaza del museo Reina Sofía, donde se ha producido la lectura del manifiesto.

Los convocantes denuncian que "la tauromaquia es violencia" ya que implica usar la fuerza para dañar a un "ser sintiente con el único fin de generar un espectáculo".

José Enrique Zaldívar, veterinario y coportavoz de la manifestación ha defendido que existen evidencias científicas sobre el sufrimiento físico y emocional de los toros y ha exigido "el fin de estas prácticas en cualquiera de sus modalidades".

Además, subrayan la dependencia de la tauromaquia de las ayudas públicas y el creciente desinterés hacia este ámbito por parte de la población.

Los animalistas piden "la abolición de todos los festejos taurinos sin excepción" y la prohibición de que participen en espectáculos y escuelas taurinas los niños.