EFESanta Cruz de La Palma

Unas mil personas forman el dispositivo de emergencia desplegado en La Palma por la erupción volcánica que comenzó hace días en la isla.

El consejero de Seguridad del Gobierno de Canarias, Julio Pérez, ha señalado que este dispositivo, formado por varios cuerpos, está funcionando, en su opinión, de forma correcta.

Pérez ha señalado que no es fácil el trabajo del dispositivo, ya que el impacto de la erupción es enorme, la magnitud del riesgo es grande y el daño es grandísimo.

"No se puede minimizar la importancia del daño", ha dicho el consejero, que se ha referido a la cadena que forma la información científica, las decisiones del operativo y el comportamiento de la población para preservar la seguridad de las personas.

Se trata, ha apuntado Pérez, del primer objetivo del Gobierno, que mantiene también la reconstrucción y las ayudas a los afectados como otro de los objetivos.