EFEBarcelona

Los hospitales Vall d'Hebron y Clínic de Barcelona, el hospital La Paz de Madrid y el instituto de investigación Carlos III de Madrid han incorporado desde hace unos días unos robots que permiten hacer 2.400 pruebas de PCR cada día en cada uno de los centros.

Según ha explicado este martes a Efe el jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Vall d'Hebron, se trata de ocho módulos en cada centro instalados en un espacio de 22 metros cuadrados que agilizan el proceso preparatorio de las prueba y les permiten "trabajar de forma abierta"; es decir, utilizar un gran número de reactivos diferentes, lo que permite hacer pruebas masivas.

Los robots, que permiten procesar muchas más muestras a la vez, son capaces de preparar 2.400 PCR cada día y tienen un coste aproximado de unos 100.000 euros cada uno, que han sido sufragados por diferentes empresas privadas.

Estos robots contribuirán a diagnosticar a la mayor población posible afectada por COVID-19 de una manera rápida, eficaz y fiable y en una segunda fase está previsto que pueda adaptarse para integrar los sistemas que se utilizarán para hacer test de anticuerpos.

La iniciativa de instalar estos robots forma parte de uno de los diez proyectos que desarrolla un grupo de profesionales desde el pasado 13 de marzo, bajo el nombre de Covichain Robots, con el apoyo del Consorcio Alastria y de la Asociación COVIDWarriors.

A través del Instituto de Salud Carlos III de Madrid, este grupo de profesionales solicitó las autorizaciones al resto de centros sanitarios que, como Vall d’Hebron, cumplían con los requisitos técnicos y humanos, y buscaron la financiación del proyecto.

Para facilitar la gestión del proyecto han intervenido los Ministerios de Hacienda, de Interior y los Ministerios de Exteriores, Unión Europea y Cooperación y de Ciencia e Innovación.