EFEMelilla

Los viajeros con origen o destino Melilla tendrán que justificar el motivo de su viaje para demostrar que se encuentran entre las excepciones que sí permiten la entrada y salida de personas de la ciudad autónoma debido al confinamiento perimetral de la ciudad.

En una nota de prensa, el Gobierno de Melilla ha informado de que, al igual que en otras comunidades autónomas que han adoptado dicha medida, la acreditación de alguno de los supuestos debe hacerse de forma documental por parte del viajero, en el aeropuerto o estación marítima de origen.

El Gobierno de Melilla subraya que quien no se encuentre de forma fehaciente en alguno de los supuestos establecidos en el decreto, "debe abstenerse de prever desplazamientos con origen o destino" Melilla, "ante el consiguiente riesgo de que el mismo no sea autorizado por las autoridades, en el momento del embarque, por no ajustarse a lo establecido en la normativa".

La Ciudad Autónoma ha puesto a disposición de los viajeros un formulario explicativo en el que el interesado podrá reflejar, "de forma responsable", las circunstancias que motivan su viaje y será válido siempre que vaya acompañado de la correspondiente acreditación documental del motivo que se alega para viajar.

Este formulario estará también disponible en la web www.melilla.es, en las redes sociales del Gobierno de la Ciudad Autónoma, en las Oficinas de Atención e Información al Ciudadano (OAIC), en la Estación Marítima y en el Aeropuerto de Melilla.

El Gobierno de la Ciudad apela a la responsabilidad individual a la hora de planificar solo aquellos viajes que sean estrictamente necesarios, y recuerda que el hecho de no ajustarse a alguno de los supuestos mencionados supondrá la denegación del viaje bajo la responsabilidad del viajero.

El confinamiento perimetral está previsto en el artículo tercero del decreto publicado ayer en el Boletín Oficial de Melilla, por el que se limita la entrada y salida de personas en el territorio de la ciudad.

Esta restricción es una de las medidas previstas en el Real Decreto del estado de alarma y establece las excepciones en las que se permiten los desplazamientos.

Entre esas excepciones, se encuentran la asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios; el cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales, empresariales, institucionales o legales; la asistencia a centros universitarios, docentes y educativos, incluidas las escuelas de educación infantil y el retorno al lugar de residencia habitual o familiar.

También se encuentran entre los casos justificados la asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables, y las actuaciones requeridas o urgentes ante los órganos públicos, judiciales o notariales.

Completan las excepciones las renovaciones de permisos y documentación oficial, así como otros trámites administrativos inaplazables; la realización de exámenes o pruebas oficiales inaplazables; las causas de fuerza mayor o situación de necesidad y cualquier otra actividad de análoga naturaleza, debidamente acreditada.

Este decreto permite también el desplazamiento de deportistas, personal técnico y árbitros de equipos que participen en competiciones profesionales, así como en competiciones oficiales de ámbito estatal y de carácter no profesional que pertenezcan al primer y segundo nivel deportivo.