EFEBarcelona

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, ha reconocido este miércoles que, en general, la justicia española carece de perspectiva de género y de infancia y ha instado a "pensar más en las víctimas" para garantizar una mejor defensa de sus derechos.

Así lo ha afirmado en un seminario web organizado por el Ilustre Colegio de la Abogacía de Tarragona, en el que ha impartido una ponencia sobre las medidas contra la violencia de género en tiempos de pandemia y ha repasado los retos de la justicia española en esta materia.

"La justicia es una puerta estrecha para muchas mujeres y prácticamente cerrada para las víctimas en situación administrativa irregular", ha aseverado Rosell, que ha recordado casos en los que mujeres sin papeles "han ido a denunciar violencias machistas y se les ha abierto expediente de expulsión o de devolución a su país".

En este sentido, ha reconocido que "la necesidad de perspectiva de género y de infancia es muy evidente" y ha instado a "ponerse las gafas moradas" para detectar y combatir "prejuicios y estereotipos" machistas.

"Hay miles de estereotipos que no son de unos jueces, fiscales y abogados extraños, sino que forman parte y hunden sus raíces en lo más profundo de nuestra cultura y tradición patriarcal", ha añadido Rosell, tras recordar que el Gobierno ha impulsado acciones para impulsar la formación en este ámbito a todas los niveles de la justicia.

Asimismo, ha reconocido que, a menudo, "las víctimas y la infancia lo pasan fatal" en los juzgados y que esto puede ser "disuasorio" a la hora de denunciar o seguir con el proceso judicial.

Al respecto, ha señalado que también hay muchos aspectos a mejorar en materia procesal, como la adecuación de espacios para la declaración de víctimas de violencia machista en un entorno cómodo y seguro.

Por otro lado, la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género también ha elogiado la ley de violencias machistas de Cataluña, por contemplar una visión amplia de las violencias, incluyendo la institucional que en muchas otras administraciones no está reconocida, y velar por la asistencia gratuita a las víctimas desde el primer momento.