EFEToronto (Canadá)

La ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, expresó hoy el alivio del Gobierno por la liberación de Joshua Boyle, Caiatlan Coleman y sus tres hijos, tras pasar cinco años en cautividad en Afganistán.

Boyle, de nacionalidad canadiense, y Coleman, estadounidense, fueron liberados hoy por el Ejército paquistaní tras recibir información de EEUU de que habían sido trasladados a Pakistán desde Afganistán, donde fueron secuestrados por los talibanes en 2012.

"Estamos muy aliviados de que, tras estar en cautiverio durante cinco años, Joshua Boyle y su esposa Caitlan Coleman, así como sus hijos, hayan sido liberados y estén a salvo", dijo Freeland en un comunicado.

"Canadá ha estado trabajando de forma activa con los Gobiernos de Estados Unidos, Afganistán y Pakistán y les agradecemos sus esfuerzos, que han supuesto la liberación de Joshua, Caitlan y sus hijos", añadió la ministra canadiense.

Freeland terminó señalando que el matrimonio y sus hijos ha sufrido de forma "horrible" durante los últimos cinco años, y pidió que se respete la privacidad de la familia.

Boyle estuvo anteriormente casado con Zaynab Khadr, una de las hijas de Ahmed Khadr, un canadiense de origen egipcio que estaba ligado con Al Qaeda y el fallecido líder de la red terrorista Osama bin Laden.

Medios de comunicación canadienses dijeron hoy que Zaynab Khadr vive en la actualidad en Sudán con su cuarto esposo y sus cuatro hijos.

Ahmed Khadr murió en 2003 en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad de Pakistán.