EFEValladolid

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha anunciado este viernes que será el próximo marzo cuando arranque en la provincia de Salamanca un proyecto piloto de transporte rural gratuito que pretende extender en 2022 a 5.000 localidades de la Comunidad, donde viven 1,2 millones de habitantes, pero que también podrán utilizar los turistas.

Durante la presentación del denominado Bono Rural de Transporte a la Demanda, Mañueco ha resumido la iniciativa con estas palabras: "Autobús gratis en nuestros pueblos para todos", con los primeros pasos de la iniciativa en la zona de influencia del municipio salmantino de Fuentes de Oñoro, en la frontera con Portugal, que de este modo podrán trasladarse sin coste a la cercana Ciudad Rodrigo.

Se trata de la evolución del actual sistema de Transporte a la Demanda, que permite a los usuarios de zonas rurales solicitar este servicio y que pasará a ser gratuito para desplazarse hasta las cabeceras de las 123 zonas de transporte actualmente establecidas, con el único coste de 5 euros para disponer de una tarjeta de usuario, aunque existe la alternativa gratuita de descargar una aplicación móvil (app).

La inversión anual de esta iniciativa por parte de la Junta se estima en unos 600.000 euros, aunque para este año será de 300.000 euros porque aún no estará en marcha en todas las localidades afectadas, lo que vendrá a complementar los 6,2 millones de euros que anualmente destina al Transporte a la Demanda y los 13 millones que aporta para compensar el déficit tarifario que afrontan las empresas que se hacen cargo de estos servicios de transporte rural.

Con estas cifras, bastará con que sólo 60.000 ciudadanos (el 5 % de los 1,2 millones de usuarios potenciales) se den de alta anualmente en este servicio mediante la tarjeta para que la inversión de la Junta quede amortizada en este primer año, ya que la entidad que ingrese los 5 euros recibiría de este modo los 300.000 euros aportados por la Junta.

Sin embargo, Mañueco ha descartado que haya algún afán recaudatorio con esta iniciativa, sino que los 5 euros servirían como garantía del cuidado debido de la propia tarjeta, mientras que existe la alternativa gratuita de la aplicación móvil, que presentarán en breve, según ha dicho, al ser preguntado por cómo podían los ciudadanos buscar esa app en las tiendas habituales de los diferentes sistemas operativos móviles.

"Es un impulso a la movilidad, mejora la calidad de vida en las zonas rurales", ha resumido el presidente, convencido de que los ciudadanos pueden aprovechar estos cambios para tener un mejor acceso a la sanidad y a la realización de gestiones administrativas, pero también al ocio y la actividad comercial.

Ha recordado que 17 años después de que comenzara a implantarse el proyecto del Transporte a la Demanda, se ha convertido en un "ejemplo a seguir" y ahora da un paso más en lo que la Junta considera como una "modernización" del medio rural de la Comunidad.