EFECaracas

El equipo de prensa del diputado Juan Requesens, detenido por el atentado al presidente venezolano Nicolás Maduro, denunció hoy que el legislador fue coaccionado, después de que el Gobierno difundiera un vídeo en el que señala haber tenido contacto con el "coordinador" del ataque contra el gobernante.

"Reciente difusión de imágenes y vídeos desde el SEBIN, CONFIRMAN que Juan Requesens, ha sido sometido a coacción, tratos crueles e inhumanos", dice un mensaje en la cuenta de Twitter del parlamentario, que está siendo manejada por su equipo de comunicaciones.

"Denunciamos ante los organismos nacionales e internacionales la tortura a la que está siendo sometido el parlamentario", continúa el mensaje.

El Gobierno venezolano difundió hoy un vídeo de Requesens en el que señala que el diputado Julio Borges, quien se encuentra en Colombia y contra quien se ha solicitado una alerta roja a la Interpol, le "pidió el favor" de ingresar a Venezuela a Juan Monasterios, acusado de coordinar las "acciones terroristas".

"Me contacté con él -Monasterios- a través de la mensajería, yo estaba en San Cristóbal (fronterizo con Colombia) y una vez le escribí a Mauricio Jiménez supervisión de migración -Colombia, según Venezuela- y le hice la solicitud y él inmediatamente se pusieron (puso) en contacto con Juan Monasterios para hacer el pase de San Antonio a Cúcuta", dice Requesens.

En el material, en el que se observa a Requesens en actitud nerviosa e inquieta, el diputado añade que nunca tuvo "contacto físico" con Monasterios y que solo hizo "a través de la mensajería, lo solicitado".

Tras ello, en las redes sociales comenzó a circular otro vídeo en el que se observa a Requesens con ropa interior aparentemente manchada de excremento sin pronunciar una palabra.

En ese material audiovisual el joven de 29 años es grabado de pies a cabeza y se puede escuchar como quienes grabaron el vídeo piden al diputado darse la vuelta para mostrar todo su cuerpo.

Según han informado familiares, el parlamentario fue trasladado a tribunales la tarde este viernes.

El sábado pasado explotaron dos drones en un acto que encabezaba Maduro y el gobernante ha dicho que se trató de un atentado en su contra del que acusó a Requesens y al también diputado Julio Borges, quien se encuentra en Colombia y contra quien se ha solicitado una alerta roja a Interpol.

Maduro también acusó de estar involucrado al entonces saliente presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

Por este hecho, la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC), un órgano que no reconocen numerosos gobierno del mundo, levantó el miércoles el fuero a Borges y Requesens, un acto que ayer rechazó el Parlamento.