EFEMadrid

Una de cada dos Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) depende del impulso de menos de diez integrantes comprometidos y el 80 % de ellos son madres, lo que demuestra una "clara desigualdad de género en este activismo voluntario"·

Lo concluye el informe "Las Ampas en el sistema educativo español", presentado hoy y realizado a partir de una encuesta a 161 de estas asociaciones, que representan a alrededor de 21.200 familias.

Entre las principales razones para esta baja implicación en las AMPA se encuentra la dificultad para implementar horarios compatibles con la vida laboral.

El estudio está incluido en el proyecto Acción Magistral de apoyo al profesorado innovador que trabaja o quiere trabajar valores sociales en el aula, que fue puesto en marcha en 2012 por la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), BBVA y la Comisión Española de Cooperación con la Unesco.

Por otra parte, el estudio refleja que el 48,4 % de las familias piensa que los deberes deberían hacerse en el aula y en horario escolar y un 34,8 % está totalmente de acuerdo en que las tareas escolares deberían reducirse.

Asimismo, un 65,2 % no está de acuerdo con que la asignatura de Religión esté en el currículo escolar y sea evaluable y casi un 60 % considera necesaria una asignatura de educación en valores frente a un 11 % que sostiene la opinión contraria.

Y un 53,4 % critica que la educación en valores tenga muy poco espacio en el sistema educativo actual.

Para el vicepresidente de la FAD, Ignacio Calderón, este informe "sorprende muchísimo" porque "saca a la luz algo oculto" como es la situación las AMPA y sus opiniones.

"Hay un trabajo por hacer inmenso" con estas asociaciones, según Calderón, que ha recalcado que el estudio dice que estas asociaciones se desenvuelven con "precariedad".

Así, la mitad no dispone de una dotación mínima ni local propio ni ordenador ni teléfono.

La cuota de los socios suele ser entre 10 y 20 euros al año y entre el 50 % de las AMPA que reciben algún tipo de apoyo económico, tres de cada diez lo reciben de su ayuntamiento y un 10 % de su comunidad autónoma.

La directora técnica de la FAD, Eulalia Alemany, ha subrayado el hecho de que "la educación sigue en manos de las mujeres", lo que demuestra "una realidad española que hay que poner encima de la mesa para ver lo que hay que cambiar".

En el trabajo también se refleja que las AMPA -nacieron gracias al artículo 27 de la Constitución- tienen una opinión unánime (99,4 %) sobre la necesidad de un pacto educativo que garantice la estabilidad legislativa del sistema educativo, al margen de los cambios de Gobierno.

En cuanto al acoso escolar, el 37,9 % de las familias piensan que es un problema muy presente en el centro escolar aunque un 41 % no lo considera así.

Alemany, que ha asegurado que el estudio es representativo de la escuela pública, concertada y privada, ha señalado que la tipología de las AMPA, según las respuestas de la encuesta, es la siguiente: el 35,4 % concibe la escuela laica, inclusiva y participativa; el 23 % concertada, funcional y religiosa; el 22,4 % pública, funcional y directiva; y el 19,3 % exclusiva, religiosa y de pago.