EFESídney (Australia)

El cardenal australiano George Pell, quien fuera el número tres del Vaticano, viajará este martes a Roma por primera vez desde que fuera absuelto en abril de varios delitos de pederastia en el país oceánico, tras pasar 13 meses en prisión.

Hasta el momento se desconoce el motivo o la duración de la visita de Pell al Vaticano.

El cardenal, quien fue apartado del cargo de ministro de Finanzas del Vaticano a raíz de su proceso judicial, fue absuelto en abril por la máxima instancia judicial de Australia tras ganar un recurso de apelación contra su condena, emitida en marzo de 2019, a seis años de cárcel por cinco cargos de abusos sexuales a menores ocurridos en los años noventa.

Pell, quien desde su puesta en libertad vivió en la Arquidiócesis de Sídney, fue sucedido en su cargo como ministro de Finanzas por el jesuita español Juan Antonio Guerrero Alves, quien intenta poner orden en las cuentas vaticanas.

La revista Catholic Week publicó el lunes que el viaje del cardenal, de 79 años, se debe a una invitación del Vaticano y baraja la posibilidad de que ésta fue extendida por el papa Francisco.

El retorno de Pell al Vaticano se da a menos de una semana de que el cardenal italiano Angelo Becciu fuera obligado por el papa Francisco a renunciar a su cargo de prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos y a los derechos del cardenalato a raíz de la acusación de malversación por enviar fondos vaticanos a la cooperativa de su hermano.