EFEAbiyán

El expresidente marfileño Laurent Gbagbo constituyó este fin de semana un nuevo partido político pocos meses después de volver a Costa de Marfil tras diez años y después de haber sido juzgado y absuelto por la Corte Penal Internacional (CPI).

"Desde mi liberación de La Haya, desde que estuve en Bruselas, desde que llegué a Costa de Marfil, he estado trabajando en esto", declaró el exmandatario de 76 años en su discurso durante el congreso constituyente de la formación política de la que fue escogido presidente, recogido hoy por el portal local linfodrome.com.

"He sido arrestado y encarcelado, pero si nadie lleva mi nombre, si nadie soporta mi pelea, estoy olvidado", agregó quien sigue siendo una figura influyente en la vida política de Costa de Marfil.

Gbagbo explicó que la nueva formación política, denominada Partido de los Pueblos Africanos de Costa de Marfil (PPA-CI), tiene una estructura para preparar su jubilación y para que el partido pueda vigilar a quien lo lidere, sin dar más detalles.

"Mi ambición hoy es irme (...) Siempre seré un militante de base. Ya no necesito demostrarlo. He dirigido un partido político, un Estado", declaró al insistir que se está preparando para su retirada sin dar una fecha, pero asegurando que no lo hará bruscamente.

Además, como en otras declaraciones públicas del ex jefe de Estado tras su regreso a esta nación de África Occidental, insistió en que las personas exiliadas deben regresar "sin temer nada del Estado".

Gbagbo, presidente de Costa de Marfil entre 2000 y 2011, regresó al país africano el pasado 17 de junio diez años después de ser extraditado a la CPI, donde fue juzgado por presuntos crímenes de lesa humanidad.

El pasado 27 de julio se reunió con el actual presidente marfileño, Alassane Ouattara, en un encuentro histórico que se consideró fundamental para el proceso de reconciliación nacional del país después de la crisis postelectoral que sufrió entre 2010 y 2011 y en la que murieron unas 3.000 personas, según las cifras oficiales.

La crisis estalló después de la celebración de elecciones presidenciales en dos vueltas en octubre y noviembre de 2010 en las que la Comisión Electoral dio la victoria a Ouattara y el Tribunal Supremo de Justicia -institución encargada de validar los resultados- se la otorgó a Gbagbo.

Tras cinco meses de violencia entre los seguidores de ambos políticos, Gbagbo fue detenido en abril de 2011 y enviado en noviembre de ese mismo año a La Haya para ser juzgado.

El exmandatario fue absuelto en primera instancia en enero de 2019 y desde entonces había vivido en Bélgica.

En marzo pasado, la CPI ratificó su absolución, tras un recurso de la Fiscalía de esta corte, poniendo punto final al primer juicio en este tribunal de La Haya contra un jefe de Estado.