EFEMadrid

El Gobierno ha recibido hoy el respaldo al Plan Director de la Cooperación para los próximos cuatro años de las comunidades autónomas y ayuntamientos gobernados por el PP, mientras que el resto ha votado en contra del dictamen del Ejecutivo, que carece de memoria económica.

En una reunión de la Comisión Interterritorial de la Cooperación, que agrupa a representantes de la administración central, de comunidades autónomas y de la Federación de Municipios y Provincias (FEMP), el secretario de Estado, Fernando García Casas, ha presentado el dictamen sobre la estrategia de la cooperación para 2018-2021, que ha recibido 30 votos a favor y 13 en contra.

Antes de esta reunión, García Casas ha invitado a "navegar en convoy" y ha destacado que el plan incorpora "muchas de las observaciones" del resto de actores de la cooperación, "tanto en educación sobre el desarrollo, como en reconocimiento a la cooperación descentralizada y la labor de las ONG".

Las comunidades y ayuntamientos que no están gobernados por el PP han coincidido en que este documento, que debería fijar las líneas estratégicas de la cooperación para los próximos cuatro años, no establece "una política de Estado" y coordinada con las regiones y municipios, que asumen el 30 por ciento de la cooperación española.

"Seguimos teniendo un plan de Gobierno para la cooperación, pero no un plan conjunto del trabajo de las distintas administraciones", ha lamentado el secretario de Cooperación de la Comunidad Valenciana, Federico Buyolo, quien también ha criticado la falta de un compromiso económico para llevarlo a cabo.

Además, ha lamentado que no se potencie en esta estrategia "como hecho diferencial" el modelo de cooperación español, en el que las regiones y ayuntamientos, a diferencia de otros países, tienen sus proyectos "que realizan un trabajo muy directo con las ONG y la sociedad civil".

El director general de Servicios Sociales e Integración Social de la Comunidad de Madrid, Pablo Gómez Tavira, ha destacado la importancia del plan presentado hoy por el Gobierno porque "fija la política de Estado sobre la acción del Gobierno en cooperación internacional y de ayuda humanitaria alineada con la Agenda 2030".

A su juicio, el dictamen recoge la necesidad de coordinar esa política con la cooperación descentralizada que prestan las CCAA y ayuntamientos, "y de colocarla bajo la misma estrategia".

Según Gómez Tavira, el Gobierno ha propuesto "cerrar la memoria económica" antes de la aprobación "en breve" del plan en el Consejo de Ministros.

El plan director de la Cooperación será debatido el próximo viernes por el Consejo de Cooperación, un órgano consultivo integrado por representantes de las ONG y agentes sociales.

Con el respaldo de hoy y el informe del Consejo de Cooperación, el secretario de Estado tiene previsto presentar el plan en el Congreso y en el Senado y posteriormente deberá ser aprobado por el Consejo de Ministros.