EFEMadrid

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha asegurado este martes que "no hay ningún ministerio ni ningún veto que merezca lo que está pasando estos días" y ha reclamado tanto a PSOE como a Podemos "responsabilidad" para que no se levanten de la mesa de negociaciones hasta el último minuto.

En una rueda de prensa, tras mantener una reunión con la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, sobre la investidura, Rufián ha destacado que hubo mucha gente que salió a votar el pasado 28 de abril "con la nariz tapada para frenar al fascismo" y es necesario que ahora no se les decepcione.

Rufián no ha aclarado el sentido del voto de su formación, que se decidirá el viernes en una reunión de la Ejecutiva de ERC, pero ha insistido en que su postura sigue siendo la de "diálogo y no bloquear absolutamente nada" y no estará condicionada por lo que pueda decidir Unidas Podemos porque su voto es "autónomo".

Por eso, ha insistido en reclamar responsabilidad a este partido y al PSOE y pedirles que dejen de "hablarse a través de titulares" y de "amenazarse entre ellos", porque ir a otras elecciones sería una "nueva frustración" para los ciudadanos, ha subrayado, "tengan la bandera que tengan en el balcón".

Lastra y Rufián mantuvieron una primera reunión en el Congreso el pasado 13 de junio, tras la cual Rufián ya dijo que no tenían intención de bloquear la investidura de Sánchez, si bien exigió "hablar" sobre la situación de Cataluña.

Un mes después, el portavoz de ERC tampoco aclara si se abstendrán y admite que es difícil pronunciarse sobre un acuerdo que por ahora "no existe"; por ello ha hecho un constante llamamiento al diálogo hasta el último momento, al tiempo que ha presentado un panorama muy sombrío si hubiera que esperar al mes de septiembre.

Ha admitido que el escenario en septiembre, con la Diada y una sentencia del "procés" que "seguramente será muy dura" hará que sea "muy complicado gestionar todo y hacer política".

Y si se repitieran las elecciones en noviembre, entre los que no irán a votar y los que meterán "en el mismo saco" a todos los partidos de la izquierda "aquí palmamos todos", ha augurado.

Porque si fracasa la investidura los votantes de izquierda no van a repartir responsabilidades entre unos y otros, sostiene Rufián, y repetir los comicios sería una "irresponsabilidad histórica" porque daría una "segunda oportunidad" a Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal.

Ha rechazado que su posición suponga un intento de presionar a Unidas Podemos y ha destacado que ERC no está echando "más gasolina al fuego" aunque lo podría hacer, entre otros motivos por los "compañeros presos" que se enfrentan a 75 años de cárcel "por votar".

Gabriel Rufián ha asegurado que con Adriana Lastra no han negociado "absolutamente nada" y él solo le ha instado a ponerse de acuerdo con Unidas Podemos y dialogar: "Que hagan el favor de encerrarse en una sala y ponerse de acuerdo porque sus votantes lo merecen".

También ha dicho que ambos partidos "están condenados a entenderse" aunque tengan "enormes diferencias" y ha reiterado que "la gente está cansada y fatigada" de este proceso y pide un acuerdo.