EFEGuatemala

Las autoridades agrícolas de Guatemala se declararon en alerta ante la muerte repentina de centenares de reses en el departamento norteño de Petén, fronterizo con México y Belice, y enviará muestras de laboratorio a Estados Unidos, Brasil y Colombia.

Al término de la reunión semanal del Gabinete de Gobierno, celebrada este lunes, el ministro de Agricultura, Ganadería y Alimentación, Mario Méndez, explicó que "existe una alerta por la muerte repentina de ganado de crianza en Petén".

Hasta ahora, según los ganaderos, han fallecido al menos 2.500 cabezas de ganado.

Sin embargo, aclaró que desconocen las causas de la muerte de las reses y anunció que la cartera envió una brigada de médicos veterinarios y de zootecnia a la región para que tomen muestras de laboratorio tanto de ganado vivo como fallecido.

"La brigada se estableció como un comando de incidencias presidido por el" Ministerio de Agricultura "e integrado por el Consejo Nacional de Áreas Protegidas, la Asociación de Ganaderos, la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres, el Ministerio de Salud y laboratorios y médicos veterinarios de Petén", precisó.

Méndez dijo que durante 15 días se tomarán muestras de sangre, tejidos, vísceras y líquidos en vacas y novillas vivas y muertas y las enviarán a laboratorios de Estados Unidos, Colombia, Argentina, México y Brasil para determinar las causas de la muerte del ganado.

"Esperamos tener los análisis listos para la primera semana de abril próximo", añadió el funcionario, quien aclaró que la mortandad del ganado "no debe causar alarma" a la población porque su cartera ejecutará las medidas sanitarias para evitar que este problema ponga en riesgo la salud de los guatemaltecos.

"Exhortamos a la población a denunciar cualquier especulación de precios bajo el argumento de desabastecimiento porque el mercado no se ha visto afectado por este problema", aseguró.

Méndez indicó que al tener los resultados de los laboratorios se pondrá en marcha un plan para combatir la enfermedad que esté causando la muerte del ganado.