EFEMadrid

El vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, asegura que no tiene ningún problema en hablar de "violencia machista" y anuncia que una de las medidas "pioneras" del Gobierno de coalición del PP y Ciudadanos es la puesta en marcha de un centro de atención integral a mujeres víctimas de agresión sexual que estará abierto las 24 horas del día.

En una entrevista con la Agencia EFE, el también portavoz del Ejecutivo madrileño alude a las reticencias de la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, a la hora de utilizar la expresión "violencia machista".

"No sé si tienen reticencias o no, ni la señora Ayuso ni el señor Almeida. Tampoco es de mi competencia. Ellos usan el vocabulario como consideran, pero yo no tengo ningún problema en hablar de violencia machista porque es lo que hay, es lo que existe. El que no quiera verlo está en su derecho", señala Aguado.

El también secretario de Política Autonómica de Ciudadanos resalta que "hay asesinatos que tienen que ver con violencia machista, evidentemente, que es un tipo penal específico, que es una realidad específica, que afecta exclusivamente a las mujeres y que, desde luego, necesitan medidas y reformas específicas para intentar eliminar de una vez por todas esta lacra".

Además, recuerda que hay un pacto de Estado contra la violencia de género, que hay que poner en marcha en lo que respecta a la Comunidad de Madrid y expresa su "compromiso absoluto" para hacer frente a este problema social.

De hecho, asegura, en el acuerdo alcanzado entre el PP y Ciudadanos para formar el Gobierno de coalición, que consta de 155 medidas, una de ellas será la puesta en marcha de un centro de atención integral a mujeres víctimas de agresión sexual que estará abierto las 24 horas del día en la Comunidad de Madrid y que será "pionero" en España.

Insiste en expresar su "máximo compromiso" en la lucha contra la violencia machista, "al margen de las palabras que utilice cada uno", puesto que "la voluntad política" está recogida en el acuerdo de Gobierno que afecta al PP y a Ciudadanos.