EFEZamora

Un jurado popular ha declarado esta tarde culpable de un delito continuado de malversación al exalcalde de Peleas de Abajo (Zamora), Marcelo Jurado, que fue regidor municipal del que en el año 2011 fue considerado el municipio más endeudado de España en relación a su población.

En base a ese veredicto emitido esta tarde por el jurado, la Audiencia Provincial de Zamora deberá establecer la pena que se impone al exresponsable municipal en una sentencia contra la que se podrá presentar recurso de apelación, según han informado fuentes judiciales.

El juicio se ha celebrado los pasados días 9 y 10 de julio y el veredicto del jurado se ha emitido tras permanecer el jurado en periodo de deliberación desde esta mañana para contestar las preguntas objeto del veredicto.

El jurado ha considerado probado por unanimidad que el alcalde cobró dietas sin justificar por valor de más de 14.500 euros, sin que justificara los gastos pese a conocer que debía hacerlo y ser advertido por la secretaria de la ilegalidad de su forma de proceder.

Además, en el banquillo de los acusados se sentó también el exconcejal Bernardo Prieto, que actuó como tesorero en el momento, a quien la acusación particular le consideró cooperador necesario, lo que ha apreciado el jurado por siete votos contra dos.

El tribunal popular ha manifestado además que no procede la suspensión de la pena ni el indulto del exalcalde, aunque sí suspender la pena del otro exconcejal, pero no su indulto.

En la vista oral, el máximo responsable municipal indicó que los cobros no eran de dietas sino de nóminas que le adeudaban las arcas municipales de su sueldo como alcalde.

Sin embargo, las secretarias-interventoras del Ayuntamiento de Peleas de Abajo durante el tiempo en la que se produjeron los hechos, entre abril de 2007 y agosto de 2009, indicaron que habían puesto reparo a los pagos y habían advertido de que debía justificar las dietas, cosa que no hizo en cuantías que conjuntamente sumaron 14.559 euros.

En base al veredicto, la acusación particular ha mantenido su petición de pena de cuatro años y medio de prisión para el exalcalde y de una indemnización equivalente al dinero cobrado irregularmente y de tres años de prisión para el exconcejal.

Sin embargo, las defensas han anunciado la intención de recurrir el veredicto y la sentencia. EFE

1010037

aff/grg