EFEMadrid

Junts per Catalunya ha presentado enmiendas a la ley que reforma el sistema de pensiones para que se garantice que no hay ninguna prestación por debajo del salario mínimo interprofesional (SMI) y para que no tributen las pensiones inferiores a 22.000 euros anuales.

Entre la decena de enmienda registradas, propone asimismo que el cálculo de la revalorización anual de la pensión se haga a partir de una ponderación del 80 % del IPC de la comunidad autónoma correspondiente y del 20 % del IPC nacional.

La formación también pide impulsar incentivos para que se adopten mecanismos de jubilación activa que garanticen un reemplazo de los trabajadores de mayor edad respetando las condiciones económicas para los trabajadores más jóvenes que los sustituirán.

Además, reclama detener las jubilaciones obligatorias establecidas por convenio colectivo y reconocer la deuda histórica de la caja común de la Seguridad Social "con las contribuciones aportadas por generaciones de catalanes y catalanas que han permitido su sostenimiento".