EFEBarcelona

La ampliación del recinto que Fira de Barcelona tiene en la Gran Vía de L'Hospitalet, que es el que acoge el Congreso Mundial de Móviles, y la renovación del recinto de Montjuïc, situado en Barcelona, requerirá de una inversión de 380 millones de euros, repartida a partes iguales entre ambos proyectos.

En rueda de prensa, las instituciones implicadas en Fira de Barcelona y la dirección de este organismo han presentado este martes el plan de infraestructuras de Fira, que prevé que el recinto situado en la Gran Vía de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) gane un nuevo pabellón de 60.000 metros cuadrados, que debería estar listo en 2024, con lo que la superficie bruta alcanzará los 300.000 metros.

En el caso del recinto de Montjuïc, aún en fase de estudio, el proyecto prevé habilitar nuevos espacios para actividad congresual, como el Palacio de Alfonso XIII, mientras que el Palacio Victoria Eugenia se destinaría a usos culturales.

Otra novedad importante, en este caso para la ciudadanía, es que el plan presentado hoy prevé que la avenida Reina María Cristina se convierta en un espacio sin tráfico, a modo de explanada, con lo que se conectaría a pie la plaza Espanya con la montaña de Montjuïc, si bien este proyecto se prevé que finalice en 2029, coincidiendo con el centenario de la Exposición Universal de 1929.

Las administraciones que participan en Fira de Barcelona han firmado hoy un protocolo que recoge los compromisos de cada una de las partes firmantes.

La sociedad patrimonial Fira 2000, donde tiene la mayoría la Generalitat (54 %), será la encargada de financiar las inversiones necesarias para llevar a cabo esta ampliación, aunque el secretario general del departamento de Economía, Albert Castellanos, que preside dicha sociedad, no ha concretado hoy cómo se repartirán los costes. "No toca dar hoy esa respuesta", ha dicho.

Sí que ha precisado que en los próximos seis meses deberá sellarse un "nuevo pacto de accionistas" que defina "la planificación financiera" del proyecto.

De entrada, las instituciones no deberían tener que incrementar "de forma significativa" sus aportaciones a Fira 2000, cuya deuda es de 391 millones, aunque sí alargarlas más allá de lo previsto inicialmente. "Alargando el período de amortización y reestructurando la deuda seremos capaces de afrontar los 380 millones", ha dicho Castellanos, que ha dado por supuesto también que se solicitarán fondos europeos.

Además de construir ese nuevo pabellón en el recinto de Gran Via, se levantará otro edificio, de unos 7.000 metros cuadrados, para oficinas y servicios destinados a usos feriales que enlazará con el pabellón 1 y el 'hall' Europa mediante un paso elevado.

El recinto de Gran Via de L'Hospitalet se ampliará gracias a unos terrenos de 40.000 metros cuadrados situados en ese municipio. Una parte del terreno no está ocupada, y en cuanto al resto se está negociando una solución de traslado con sus ocupantes, ha dicho la alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín.

Barcelona tiene garantizado el Congreso Mundial de Móviles hasta 2023, y el recinto de Gran Vía debería estar ampliado un año después, en 2024.

"Cuanto mejores condiciones tenga el recinto de Gran Vía, tendremos más oportunidades de ser más atractivos", ha dicho Marín respecto a esta renovación del contrato con GSMA, la entidad que organiza el congreso, mientras que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha resaltado que el Mobile ha crecido estos años de la mano de Barcelona.