EFESantiago de Compostela

El titular de Medio Rural de la Xunta, José González, ha criticado este martes en el Parlamento de Galicia la "orientación mediterránea" que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) otorga a las negociaciones de la Política Agraria Común (PAC) para el período 2023-2027.

En el transcurso de una comparecencia a petición propia en la Cámara gallega para explicar el desarrollo de las negociaciones, González lamentó que la PAC no esté diseñada, en su opinión, para el modelo de agricultura y ganadería atlántico, sino que tiene una "orientación mediterránea".

Por este motivo ha advertido de que el modelo de PAC que finalmente ha diseñado el MAPA, con el apoyo de las comunidades del sur y este peninsular, nada tiene que ver con el que se habló al inicio de las negociaciones, que sí beneficiaba claramente, indicó, a la agricultura y la ganadería de la cornisa cantábrica.

Se refirió el titular de Medio Rural a la actitud de lealtad institucional que siempre mantuvo Galicia, pero advirtió de que el Gobierno gallego seguirá firme en la defensa de los intereses de los agricultores y ganaderos de la comunidad autónoma.

González puso de manifiesto los logros conseguidos hasta ahora por su departamento en las negociaciones de la PAC, destacando, por ejemplo, el compromiso del Ministerio de regularizar la superficie gallega con derechos de ayuda o el aumento en las ayudas asociadas al vacuno de leche.

El conselleiro demandó mayor transparencia durante todo el proceso negociador al Gobierno central y denunció lo que entiende como falta de información durante los trabajos.

Sobre los ecoesquemas, señaló que es necesario que atiendan -como toda la configuración de la PAC en general- a la realidad y problemas de los sistemas agrarios predominantes en la cornisa cantábrica y, principalmente, de los vinculados a las explotaciones de vacuno de leche.

Durante su intervención en el Parlamento, el conselleiro también anunció la puesta en marcha de un proceso de participación pública en la elaboración del Plan estratégico de la PAC, accesible desde la web de la Consellería de Medio Rural, y propuso convocar una reunión con todos los grupos parlamentarios para reforzar la posición de Galicia en las negociaciones.

En el turno de intervenciones de los portavoces de la oposición, el socialista Martín Seco dijo que es importante que las ayudas vengan de Europa, pero lo es más aun, subrayó, la "orientación política" que se les dé para que los sectores puedan dar beneficios.

Coincidió con el conselleiro en la necesidad de hacer un esfuerzo importante para que los ecoesquemas recojan "la sensibilidad gallega", sobre todo en lo referido a extensivo de pastos y siega, y demandó que los programas de desarrollo rural se dediquen realmente a luchar contra el despoblamiento.

Carmen Aira, diputada del BNG, censuró que el Ministerio "tiene una deriva claramente centralista que unifica realidades diversas del Estado como si de una sola se tratara", y, en este sentido, indicó que ni la cornisa cantábrica ni Galicia "parece que tengan el más mínimo peso para cambiar la PAC y que se adapte a realidades propias de estas zonas".

Por ello, criticó, "vamos quedando fuera de los parámetros del Ministerio, gobierne quien gobierne, y el Ministerio, a su vez, va quedando fuera de los parámetros de Europa, gobierne quien gobierne", afirmó.

Por último, Elena Candia, del PP, señaló que el MAPA "piensa más en el Levante que en la cornisa cantábrica" a la hora de diseñar la Política Agraria Común", y se dirigió a la oposición para demandarle que "aparte la inquina que tiene por el trabajo del Gobierno gallego".

Al diputado socialista, Candia le preguntó: "¿usted con quién está (a la hora de negociar la PAC) con Galicia o con el Partido Socialista?", y le demandó que "ayude al Gobierno gallego y descuelgue el teléfono para llamar al ministro, que es de su mismo partido".