EFEParís

El presidente francés, Emmanuel Macron, se declaró hoy "feliz y satisfecho" por el preacuerdo alcanzado en Alemania entre la canciller alemana, Angela Merkel, y el líder socialdemócrata, Martin Schulz, para un Gobierno de coalición.

En una rueda de prensa en el Palacio del Elíseo con el canciller austríaco, Sebastian Kurz, el presidente francés consideró que el entendimiento para avanzar hacia una nueva gran coalición en Alemania "será útil y era esperado por toda Europa y en particular por Francia".

Aunque recordó que aún es pronto y que el preacuerdo deberá ser ratificado por los partidos, Macron destacó que sus términos son positivos para la Unión Europea y "más favorables que los del proyecto de final del año pasado" en la abortada "coalición Jamaica" entre conservadores, liberales y verdes.

"Veo (en el acuerdo) la marca de un mayor avance en los asuntos europeos, algo que yo he defendido", subrayó.

Macron enumeró desafíos para la UE como la inmigración, el desarrollo, el digital o las fronteras y el preacuerdo "toma nota" de esas necesidades y, en ese contexto, es "alentador".

Por lo tanto, deseó que las conversaciones lleguen a buen término para que se pueda "retomar la discusión" respecto a las reformas de la UE.

En una línea similar, Kurz manifestó su alegría por el preacuerdo y dijo que, como país vecino de Alemania, Austria tiene "el mayor interés en que las negociaciones tengan éxito".

La formación de un Gobierno "es buena para Alemania, para sus vecinos como Austria y para el conjunto de la Unión Europea", reiteró el canciller austríaco, que realiza hoy en Francia su primer viaje oficial bilateral a un país después de haber asumido el cargo.