EFEMálaga

El candidato del PP, Juanma Moreno, ha apelado hoy a la "rebeldía" de los jóvenes, para que imiten a sus padres cuando hace cuarenta años quisieron buscar "oportunidades y algo diferente" y les ha emplazado a "hacer historia" y "pasar la página, para abrir una nueva de empleo, riqueza, desarrollo".

"El momento de una nueva Andalucía ha llegado", ha dicho Moreno en el acto de apertura de la campaña electoral del 2D, donde ha estado arropado por el líder del partido Pablo Casado, y donde ha pedido que nadie se "quede en casa" el día de las elecciones para que "la ola de cambio" arrase la comunidad "de Este a Oeste".

Para candidato 'popular', el PSOE ya "ha tenido su tiempo", y ha asegurado que el PP andaluz lleva "mucho tiempo preparándose", por lo que ha dejado claro que no les tiene "miedo", solo "pasión y ganas".

Asimismo, Moreno ha pedido a los andaluces que "no derrochen" el "enorme poder" que tienen, y ha apelado a la "responsabilidad" para que se produzca esa "ola de cambio" en una campaña "histórica".

"¡Ya está bien de socialismo en Andalucía!", ha espetado Moreno, quien ha abogado por apostar por "nuevas fórmulas" en el Gobierno.

El popular, que ha iniciado hoy en Málaga la campaña electoral a través de un "hackathon", un encuentro en el que más de cien voluntarios han abordado problemas que engloban el futuro de Andalucía, ha reivindicado el apoyo "de todos los andaluces" para que dejen a un lado el PSOE y que "se regeneren" porque -según ha añadido- "se ha oxidado".

Ha ironizado con el cambio de actitud de Susana Díaz, porque en su opinión ha pasado de una actitud "soberbia y altiva" a ser una especie de "happy flower", diciendo únicamente que es "feliz".

Moreno ha destacado la "generosidad" que han tenido los andaluces por su voto al PSOE durante tantos años, pero ha considerado que los socialistas no les han correspondido de la misma forma porque "han perdido la ambición por mejorar Andalucía" y por hacer que la comunidad tenga "un futuro mejor".

En este sentido, ha dejado claro que uno de los objetivos principales es "desterrar las malas prácticas de corrupción" y hacer una campaña con propuestas que afronten retos como la sanidad pública, la educación o el desempleo.

"Estamos dispuestos a trabajar y dejarnos la piel por esta tierra, que queremos muchísimo y que tiene que escribir una nueva página en su historia", ha manifestado.

Moreno ha explicado que afrontan esta campaña con "ilusión, ganas y coraje" para tomar las decisiones que -según ha apuntado- "nunca han querido tomar los socialistas por incapacidad o por egoísmo".