EFEMonterey (EE.UU.)

El que fuera director de la CIA y secretario de Defensa de Estados Unidos bajo la Presidencia de Barack Obama, Leon Panetta, lamentó este miércoles que el actual Gobierno estadounidense ya no vea en la lucha contra el cambio climático una estrategia de seguridad nacional.

"Lamento que el Pentágono de la Administración del presidente Donald Trump esté dando pasos atrás", indicó Panetta en un encuentro con un grupo reducido de periodistas, entre ellos Efe, en la sede del instituto de investigación de políticas públicas que lleva su propio nombre en Monterey (California, Estados Unidos).

El veterano político destacó que tanto cuando fue director de la CIA (2009-2011) como cuando dirigió el Pentágono como secretario de Defensa (2011-2013), creó secciones específicas en ambos organismos dedicadas al cambio climático para ajustarse "a la nueva realidad".

Recordó también que el exsecretario de Defensa de Trump James Mattis, quien renunció al cargo en diciembre pasado, creía en la importancia de la lucha contra el cambio climático como estrategia de seguridad.

"Debemos reconocer que el cambio climático no está afectando únicamente a la meteorología, sino que está teniendo también un impacto sobre cuestiones de seguridad nacional", apuntó Panetta, quien situó como uno de los aspectos más problemáticos el deshielo del Ártico.

"Esto está creando una ruta navegable para los rusos a Norteamérica, mientras nosotros nos quedamos en una situación de desventaja", aseguró.

El cambio climático está teniendo significativos efectos sobre los océanos de todo el planeta, ya que un 30 % de todas las emisiones a la atmósfera de dióxido de carbono son absorbidas por el océano, lo que causa el calentamiento y acidificación del agua, la subida de los niveles del mar y la disminución del oxigeno.

El veterano político demócrata se mostró partidario de establecer un Consejo Nacional de Océanos para desarrollar una política estratégica a nivel federal sobre esta cuestión, y subrayó que comparte la frase del presidente John F. Kennedy (1961-1963), en la que señalaba que los humanos estaban vinculados a los océanos porque tienen el mismo porcentaje de sal en la sangre que el mar.

"Este es un problema crítico que no debe ser afrontado como una cuestión partidista porque nuestros océanos son un recurso nacional y gran parte de nuestra economía depende de ellos", aseguró el que fuera director de la CIA cuando fue abatido Osama bin Laden en mayo de 2011, gracias a la información de los servicios secretos estadounidenses.

Panetta, que fue uno de los principales impulsores de que la bahía de Monterey en California (de donde él mismo es originario) fuese declarada el mayor santuario marítimo de Estados Unidos explicó que se logró porque se consiguió "juntar en una misma mesa de negociación a todos los actores implicados".

Esta iniciativa incluyó hosteleros, restauradores, ecologistas, pescadores, agricultores e investigadores, que, a su juicio, lograron sobreponerse a sus intereses individuales a corto plazo para garantizar el bien común a largo plazo.

"Hay áreas marítimas que son tesoros nacionales y que, por ejemplo, deben ser protegidas de la perforación petrolífera. La bahía de Monterey es una de ellas", apuntó.

El exsecretario de Defensa de Barack Obama también se refirió al "Gran Pacto Verde" ("Green New Deal") que impulsa la congresista demócrata por Nueva York Alexandria Ocasio-Cortez y que ha sido recibido con la oposición tanto de los republicanos como de parte del Partido Demócrata.

Este ambicioso plan, que será votado en el Congreso próximamente, pretende que Estados Unidos neutralice sus emisiones de gases con efecto invernadero en un plazo de 10 años, al producir el 100 % de su energía mediante fuentes renovables.

"La ideología o las creencias de cada uno pueden estar bien, pero en política hay que lograr acuerdos, hay que conseguir compromisos. Me parece bien que haya debates ideológicos dentro del Partido Demócrata, pero hay que sacar adelante soluciones y ello requiere compromisos", aseguró.

Marc Arcas