EFERamale de la Victoria (Cantabria)

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha llamado hoy a los cántabros a denunciar a aquellos sospechosos de prender fuegos en la región, donde todavía hay 26 activos, porque, en su opinión, frente a estos "desalmados", que lo hacen "a mala leche", hay que apelar a la solidaridad vecinal.

Revilla, que ha hecho estas declaraciones en Ramales de la Victoria, a poca distancia de la Sierra de La Alcombar, en donde todavía hay varios focos activos pero controlados, ha asegurado que "el viento sur es la llamada a los psicópatas para salir a hacerla".

El jefe del Ejecutivo cántabro, que ha destacado la labor de la Unidad Militar de Emergencias (UME), de los servicios de Protección Civil y de los voluntarios, ha dicho que esta mañana le ha llamado el presidente Pedro Sánchez para interesarse por el estado de los incendios, cuyos daños ya ha señalado Revilla que todavía no se pueden cuantificar.