EFECádiz

Todas las administraciones con representación en la provincia de Cádiz han secundado el llamamiento de la alcaldesa de Puerto Real, Elena Amaya, y han acudido a un acto conjunto en el que políticos y sindicatos han reclamado a Airbus que no cierre su factoría en esta localidad.

“Creemos que hay margen para que la empresa tenga en cuenta esta presión de la bahía de Cádiz y confío en que Airbus pueda cambiar su opinión porque, de lo contrario, no habría montado esta convocatoria”, ha dicho a los periodistas la alcaldesa, del PSOE, esperanzada en que la compañía no tome la decisión más drástica para esta factoría.

Amaya ha conseguido congregar en su municipio al consejero de Transformación Económica de la Junta, Rogelio Velasco; el subdelegado del Gobierno de España en Cádiz, José Pacheco; la presidenta de la Diputación, Irene García, y los cincos alcaldes de la bahía gaditana: Cádiz, San Fernando, Chiclana, El Puerto, junto a ella, entre otros.

El consejero de Transformación Económica ha pedido al Gobierno central que luche por esta planta garantizando más carga de trabajo y contratando más aviones y ha afirmado que "la Junta no tiene competencias para comprar aviones, pero el Gobierno de Pedro Sánchez sí, por lo que le pedimos y exigimos que contribuya con todos los recursos que tiene para que la actividad en la bahía de Cádiz continúe con la carga actual, o, incluso mayor”.

El subdelegado del Gobierno de España en Cádiz, el socialista José Pacheco, ha defendido que “Pedro Sánchez en persona viene trabajando meses, desde el año pasado, reuniéndose al más alto nivel para intentar buscar soluciones que garanticen los puestos de trabajo, y eso ya se ha conseguido”.

Al término del encuentro, el alcalde de Cádiz, José María González, ha lamentado que a sus preguntas de qué van a hacer el Gobierno central y la Junta para evitar el cierre ninguno de sus representantes haya ofrecido ninguna respuesta.

El presidente del comité de empresa, Juan Manuel Trujillo, ha presentado una declaración conjunta en forma de manifiesto que han firmado todas las autoridades convocadas.

En este documento, se asegura que “la industria aeroespacial es uno de los sectores estratégicos en Andalucía” y se recuerda que Airbus es una compañía con parte de capital público, “que ha recibido importantes cuantías de dinero público para mantener la actividad”.