EFELisboa

Intelectuales de la talla del español Ramón Gómez de la Serna y el portugués Fernando Pessoa protagonizan la primera muestra dedicada íntegramente al ultraísmo en Portugal, cuando se celebra el centenario del nacimiento del movimiento más importante de la vanguardia española.

"El ultraísmo español y Portugal. Cien años de un movimiento de vanguardia" es el título de la muestra que se exhibe desde hoy en el instituto Cervantes de Lisboa y que recupera los vínculos del movimiento cultural español con Portugal a través de primeras ediciones, revistas, fotografías y documentos de la época.

La muestra rescata la relación entre figuras como los españoles Gómez de la Serna o Adriano del Valle y los portugueses Pessoa y José de Almada Negreiros.

El ultraísmo experimentó gran actividad en España entre 1918 y 1925 y alargó su presencia a países de Hispanoamérica como Argentina, a los que contagió la necesidad de recuperar los "ismos" europeos y renovar la literatura.

A pesar de que nunca penetró en Portugal como movimiento, los escritores y artistas del universo ultraísta establecieron contactos con sus vecinos, en aquel entonces inmersos en el modernismo que dio inicio en suelo luso con la revista "Orpheu".

"La generación de los ultraístas es hermana de la de los primeros modernistas portugueses, de la generación de Fernando Pessoa", explicó a Efe el escritor y comisario de la exposición, Antonio Sáez Delgado, que recuerda que "aparecen prácticamente en el mismo tiempo y con una situación parecida".

Ambos movimientos perseguían modernizar y actualizar las literaturas de ambos países, por lo que cumplieron un papel similar a nivel histórico, a pesar de que el ultraísmo no fue muy conocido en Portugal.

"Las dos literaturas en aquel momento, aunque tuvieron puntos de contacto, no se conocieron todo lo bien que podían haberse conocido", señaló Sáez Delgado.

Hubo tres escritores españoles que, por su relación con Portugal, ayudaron a dar a conocer el movimiento entre sus vecinos, y que marcan los tres ejes en torno a los que gira la exposición.

Gómez de la Serna (1888-1963), referente de la vanguardia española, pasó largas temporadas en Portugal y tuvo una casa en Estoril en la década de los 20, lo que le colocó en medio del diálogo ibérico de la época.

De Gómez de la Serna se exponen en Lisboa primeras ediciones de libros que escribió en Portugal, como "La quinta de Palmyra" (1923) y "Pombo" (1918).

El poeta español Rogelio Buendía (1891-1969) es otro de los protagonistas de la exposición pues fue el primer traductor de Fernando Pessoa en España en este periodo.

Entre las piezas expuestas en Lisboa figuran reproducciones de los textos de Pessoa sobre España, Iberia, Cataluña o las relaciones hispano-lusas, sus primeras traducciones al español y originales de libros que le enviaron escritores ultraístas, firmados y dedicados.

Adriano del Valle (1895-1957), a quien Sáez Delgado define como "el gran interlocutor entre Portugal y el ultraísmo", es el tercer eje de la muestra.

"Conoció muy bien Portugal, viajó y conoció a muchos de sus escritores, también a Fernando Pessoa. Y continuó durante los años 30, 40 y 50 viajando por Portugal y conociendo la cultura portuguesa", relató.

De Adriano del Valle, que también era pintor, se incluyen algunos 'collage' relacionados con Portugal.

La muestra, abierta hasta el próximo 18 de enero, reúne piezas procedentes de las bibliotecas nacionales de España y Portugal, la Casa Fernando Pessoa, la Fundación António Quadros o la Hemeroteca de Sevilla, así como colecciones privadas de ambos países.

"España y Portugal viven un siglo de oro en el ámbito de sus relaciones culturales. Hay cada vez más colaboración entre instituciones, cada vez es más importante", aseguró el comisario de la exposición, que considera que nunca se ha conocido tanta literatura portuguesa en suelo español como en la actualidad.

Paula Fernández