EFELisboa

La tasa de abandono escolar en Portugal se situó en el 11,8 % en 2018, ocho décimas por debajo del indicador de un año antes y el valor más bajo de la historia, según los datos divulgados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) luso.

El dato supone una mejora significativa respecto al inicio de la década, ya que en 2011 la tasa de abandono escolar estaba en el 23 %, y se sitúa más cerca de la meta establecida para Portugal en la Estrategia Europa 2020, que es del 10 %.

La tasa mide la proporción de la población de entre 18 y 24 años que completó sus estudios, como máximo, hasta el tercer ciclo de la enseñanza básica (equivalente a 14 años) y que no recibió ningún tipo de educación en el último mes.

En un comunicado, el Ministerio de Educación celebró el dato y recordó que el abandono escolar constituye "una de las grandes vulnerabilidades" del sistema educativo portugués, con impactos "profundos" en el crecimiento económico y la igualdad de oportunidades.

"Por esto, su reducción fue definida por el Gobierno como uno de los principales objetivos para la actual legislatura", señaló.

En 2017, Portugal era el sexto país de la Unión Europea (UE) con la tasa de abandono escolar más alta (12,6 %), por detrás de Malta (18,6 %), España (18,3 %), Rumanía (18,1 %), Italia (14 %) y Bulgaria (12,7 %), según datos del Eurostat.