EFELisboa

Portugal es "estratégico" por su relación con Europa, los países de habla portuguesa y América, y puede jugar un papel relevante en la Organización de Estados Iberoamericanos, apuntó la directora de la OEI en Lisboa, Ana Paula Laborinho, en vísperas de la visita del secretario general del organismo.

Laborinho, en una entrevista con Efe, auguró a la OEI un periodo de "progreso" tras la elección del nuevo secretario general, el español Mariano Jabonero, que visitará Lisboa los próximos 9 y 10 de julio para presentar el nuevo Plan de Acción de la institución, en su primera misión internacional tras asumir el cargo, el pasado abril.

Con la Agenda 2030 y la Carta Cultural Iberoamericana como grandes referencias de esta nueva etapa a nivel global, la funcionaria lusa espera un impulso a las relaciones de cooperación sur-sur, especialmente con los países de habla portuguesa.

"Portugal tiene una posición estratégica muy relevante al ser el puente entre la Unión Europea (UE), la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP) y el espacio iberoamericano", destacó.

Además, los vínculos entre la OEI y la CPLP se estrecharán con la inclusión de la organización iberoamericana como miembro social en la comunidad de países de habla portuguesa, que se debatirá en una próxima cumbre en Cabo Verde.

"Estando la sede de la CPLP en Lisboa, hay una proximidad de trabajo que podremos aprovechar", recordó Laborinho.

La directora de la OEI en Portugal apuntó también que la experiencia educativa del país puede ser de gran ayuda para Latinoamérica en temas referidos a la innovación en la enseñanza.

"Latinoamérica tiene una inversión en educación superior a la media de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), pero los resultados no corresponden a esos valores y es algo que se debe analizar", apuntó.

"Sería muy relevante poder contribuir de alguna manera a la calidad de enseñanza y también dar a conocer el nivel en Portugal y compartir experiencias", añadió Laborinho, que recalcó que se buscan fórmulas para conseguirlo dentro de una "lógica iberoamericana".

La oficina de la OEI en Lisboa, la decimoctava subsede del organismo, abrió hace apenas seis meses, con el objetivo de dar a conocer a Portugal en el espacio iberoamericano y viceversa.

"Necesitamos establecer contactos con una región que está en gran progreso y que creemos que va a superar sus dificultades", explicó su titular.

Jordi González