EFELisboa

La eléctrica Endesa, que opera en el mercado ibérico de producción de energía, se ha consolidado en 2017 como el principal distribuidor de electricidad para los clientes industriales de Portugal.

En una entrevista con Efe, la directora del departamento del Consumidor de Endesa Portugal, Marta Aner, explicó que en clientes industriales (a partir de un servicio de media tensión) la empresa ha vuelto a mantener el liderazgo durante 2017 "con una cuota, en términos de consumos, del 29 %".

En el caso de los consumidores domésticos, Endesa aumentó el año pasado su cartera en 40.000 nuevos clientes portugueses de luz, gracias a unas singulares campañas de promoción.

De esta manera, según Aner, Endesa creció en 2017 un 25 % hasta llegar a la cifra de 200.000 clientes de luz y 45.000 de gas.

Con respecto al mercado doméstico, la responsable de Endesa avanzó que esperan "tener un crecimiento similar para los próximos años" y posicionarse "como segunda comercializadora antes de 2020".

Ahora, Endesa es la tercera comercializadora en territorio portugués con un 4 % de la cuota de mercado, aunque en 2017 fue "la compañía a la que se han adherido el mayor número de clientes", aseguró la directora del Consumidor.

En la actualidad, el mercado eléctrico portugués, "cada vez con un modelo comercial más digital y sostenible", sostiene Aner, tiene cinco actores principales, de los que uno controla el 85 % y el resto, entre los que figura Endesa, no supera el 5 % de cuota de mercado.

Un panorama muy diferente al de España, donde existen tres grandes actores de los que ninguno alcanza una cuota de mercado máxima del 40 % y el nivel de concentración es mucho menor.

A pesar del alto nivel de concentración en Portugal, Endesa no renuncia a seguir aumentando su presencia en suelo luso y trabajar para seguir captando clientes.

Según Aner, en Portugal "todavía hay consumidores que no saben que existe la posibilidad de cambiar de compañía", motivo por el que la empresa busca "un diálogo permanente" con el cliente.

"Hemos tenido que ir explicando el mercado liberalizado uno a uno, construyendo una marca desde cero, captando clientes insatisfechos con su precio con el statu quo del mercado portugués", señaló.

Endesa ha querido ganarse la confianza del consumidor energético luso mediante la Factura Digital Interactiva, que permite a través de botones y áreas específicas consultar todos los datos asociados al consumo y período de facturación con textos explicativos para el mejor entendimiento de la factura.

Con este sistema, ha aumentado "notablemente la satisfacción del cliente", aseguró la directiva de la eléctrica, ya que puede "realizar pedidos, comunicar lecturas o modificaciones del contrato directamente desde la factura".

Endesa está presente en el mercado de generación de electricidad portugués desde 1993, gracias a su participación en la central de carbón de Pego -de 628 Megavatios (MW) de capacidad- y en la de ciclo combinado de gas ubicada en Abrantes, de 851 MW.

Además, fue la primera empresa que entró a competir en el mercado libre de la electricidad de Portugal, actividad que comenzó en el año 2000 mediante la comercialización a clientes industriales y en 2009 con clientes domésticos.

En 2008 comenzó la comercialización de gas a clientes industriales y hace tres años también a los domésticos.

Endesa Energía tiene una facturación anual en Portugal por la comercialización de electricidad, gas natural y servicios energéticos superior a los 1.000 millones de euros.

La gestión de sus sistemas y operaciones se desarrolla de forma directa desde el propio país, por lo que tiene más de un millar de trabajadores directos e indirectos, con oficinas físicas tanto en Lisboa como en Oporto.

Carlos García