EFELisboa

Tus cuentas personales están desordenadas y no lo sabes. Es la premisa de "Money Mindfulness", una guía elaborada por la economista española Cristina Benito que apunta a los fallos cotidianos que nos impiden controlar nuestro dinero y que acaban por causar frustración e infelicidad.

Su manual, que lleva una semana en el mercado y será traducido a francés, italiano, griego y portugués, propone una serie de reglas para generar dinero, conservarlo y multiplicarlo, algo que, sostiene Benito en entrevista con Efe, está al alcance de todos los bolsillos, con independencia de sus ingresos.

"El método que yo propongo, que es para todos, se basa en tomar conciencia, en prestar atención de nuestras finanzas", comenta Benito (La Rioja, 1972) desde Lisboa, donde reside actualmente, para "mejorar nuestra relación con el dinero".

Y, advierte, ello nos dará paz, porque el vil metal "en el fondo no nos va a llevar a la felicidad, pero una mala relación con el dinero sí que es un seguro de infelicidad".

La clave es afrontar la situación con "mind mindfulness", una "adaptación de la meditación" para poner atención al momento presente, es decir, nuestra actual cuenta bancaria, para saber cuánto ingresamos pero sobre todo cuánto gastamos, momento en el que llega la pregunta esencial: ¿manejo de forma eficiente mi dinero?

"Tampoco un sueldo bajo nos hace pobres automáticamente (...) Todo depende de cuál sea tu relación con el dinero y, asimismo, de la gestión que hagas con lo que tienes", afirma Benito en un pasaje de su libro.

La máxima vale para jóvenes de ingresos precarios, familias numerosas y ejecutivos de altos salarios.

"No depende solo de cuánto generamos, sino de cuánto somos capaces de retener", apunta en la entrevista, donde deja claro que todos podemos tener "fugas" mensuales de las que no somos conscientes, y que están minando nuestro poder adquisitivo.

En el libro hay ejemplos de esos "gastos termitas", como cafés diarios y snacks en la calle o el olvido de la fiambrera por ocasional pereza en cocinar, cosas que se pueden detectar gracias a un diagnóstico de todas nuestras salidas y entradas de capital.

En el fondo es poner orden al aparente descontrol que, apunta Benito, a veces tenemos con nuestro dinero.

"Nuestra relación con el dinero es reflejo del grado de claridad o confusión que tenemos con nosotros mismos. Y ordenando nuestras finanzas al final vamos a acabar ordenando nuestra vida", asegura.

Y al igual que Kondo invita a deshacernos de lo que no nos trae felicidad, Benito apunta que, al saber cuáles son nuestros gastos superfluos, "es mucho más fácil eliminarlos" y dedicar esa partida a otros "objetivos vitales" y prioridades.

Es sistematizar para despreocuparse, agrega.

"No quiero que el lector piense que va a vivir obsesionado con el dinero, es todo lo contrario. Una vez que introduzco estas herramientas, el 'Mind Mindfulness' permite despreocuparme del dinero", promete.

Mientras, están los consejos de su manual para ingresar más, como "liberar tiempo para crear nuevas oportunidades que nos permitan generar nuevos ingresos", acompañados de reflexiones críticas hacia, por ejemplo, la multitarea, una cualidad apreciada en el actual entorno laboral a la que mira con recelo.

"Nuestro cerebro no es multitarea, y además es que no puede evolucionar hacia la multitarea, lo que estamos es tratando de adaptarnos", sostiene, ya que no ve factible "hacer muchas cosas a la vez y no poner atención plena en ninguna de las tareas".

"Otra cosa es que tengamos muchas habilidades o que sepamos hacer muchas cosas, pero eso no tiene nada que ver con la multitarea", explica.

En definitiva, la clave es "centrarnos en lo esencial", dice Benito, y dejar de creer en esa premisa según la cual una mayor posesión material da mayor felicidad, para empezar a elaborar una lista de prioridades personales a las que conducir los ingresos.

Cynthia de Benito