EFELisboa

La empresa ferroviaria lusa Medway se ha convertido hoy en la primera operadora que une, sin necesidad de parar en la frontera, la ciudad de Mérida con el puerto luso de Sines, lo que supondrá "una buena solución para los exportadores ibéricos", según su administrador, Carlos Vasconcelos.

En una entrevista con EFE, el responsable de Medway -integrada en MSC, que es la segunda naviera del mundo en volumen de contenedores- explicó que han adquirido un total de cuatro locomotoras del modelo "EURO4000" que pueden circular indistintamente por España y Portugal sin necesidad de parar.

Por motivos de seguridad y cuestiones del sistema eléctrico, las locomotoras convencionales de España no pueden entrar en Portugal y viceversa y, sin embargo, este nuevo modelo sí lo permite, por lo que el tiempo para el transporte de mercancías entre España y los puertos portugueses se acorta, algo que calificó de "muy importante".

En total, según Vasconcelos, Medway ha realizado una inversión de 15 millones de euros en la compra de cuatro locomotoras de este tipo.

"Tres de ellas operarán en trayectos que unirán España con los principales puertos de Portugal y una cuarta operará por España", según el administrador.

El objetivo de Medway es que los exportadores de España y Portugal reduzcan costes y tiempo a la hora de transportar las mercancías hasta algunos puertos lusos, como Sines, Setúbal o Lisboa.

Con la puesta en marcha del nuevo servicio ferroviario desde la estación de Mérida hasta Lisboa, la empresa Medway espera realizar un transporte total de 20.000 toneladas de mercancías hasta finales de año.

"Vamos a empezar con dos trayectos por semana, en breve pasaremos a tres y el objetivo es hacer seis trayectos por semana entre Mérida y Sines", explicó Carlos Vasconcelos.

Además de esta locomotora que operará desde Mérida, Medway espera tener los permisos definitivos, por parte del Gobierno español, en un plazo de unas dos semanas, para que estén operativas más, a partir de 2018, con otros trayectos transfronterizos que aún no se han desvelado.

En sentido inverso, estas nuevas infraestructuras servirán también para conectar los principales puertos marítimos portugueses con el resto de España, donde los enlaces se podrán hacer en un tiempo inferior al de ahora.

La intención final de Medway es "expandir su actividad por todo el territorio de España" y, a su vez, "crecer en el mercado español".

Para ello, su principal aliado, como lo ha sido en los últimos años, es RENFE, entidad con la que tiene importantes acuerdos de cooperación, entre los que se incluye el de la gestión de la estación de San Lázaro, en Mérida, durante los próximos cinco años.