EFELisboa

Bryan Ruiz, el capitán de Costa Rica, ha dejado de ser el villano del Sporting, que lo tuvo apartado del equipo hasta mediados del pasado noviembre, para convertirse en uno de los héroes de la Copa de la Liga, que el conjunto lisboeta conquistó la pasada noche tras vencer al Vitória de Setúbal.

Ruiz, apodado "la comadreja" en su país, es uno de los referentes del fútbol costarricense y hasta mediados de noviembre su situación llenó numerosas páginas en los medios lusos aunque, sobre todo, fue tema de debate en Costa Rica.

El presidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefutbol), Rodolfo Villalobos, llegó a decir en septiembre que tenían "una preocupación muy grande", ya que el jugador entrenaba solo en el Sporting y no jugaba partidos.

A pesar de su ausencia, Ruiz siguió siendo capitán de Costa Rica, selección que logró el pasado octubre su quinta clasificación para un Mundial, en este caso para el que se disputará en Rusia este año.

El empeño del jugador, que mostró al técnico sportinguista Jorge Jesus su deseo de conquistar títulos con el club portugués provocaría un punto de inflexión que posibilitó que Ruiz volviera a integrarse con la plantilla del primer equipo el 13 de noviembre.

Desde entonces, el extremo zurdo ha participado en Liga en siete de los ocho partidos posibles.

Y en la Copa de la Liga ha sido decisivo, ya que en la semifinal contra el Oporto marcó la última pena máxima y ayer fue titular en la final disputada en Braga que también ganaron los leones tras los penaltis después del empate en el tiempo reglamentario.

De esta manera, la suerte de los penaltis se ha vuelto a aliar con el costarricense.

Y es que en el Mundial de Brasil 2014, Bryan Ruiz, que ya hacía las veces de capitán del combinado nacional, fue uno de los que marcó en la tanda de penaltis en los octavos de final frente a Grecia, lo que posibilitó que, por primera vez, Costa Rica se clasificara para los cuartos en una Copa del Mundo.

En Brasil, Costa Rica derrotó a Italia por 1-0 gracias a un cabezazo antológico del jugador del Sporting y el empate a uno contra Grecia también fue obra del capitán.

Con aspecto de futbolista espigado, Ruiz comenzó su carrera en el Alajuelense, donde militó en las categorías inferiores.

El salto a Europa lo dio en 2006, ya que se fijó en sus condiciones de atacante el club belga del Gent, donde estuvo tres temporadas antes de fichar en 2009 por el Twente de Holanda.

Con el conjunto holandés vivió sus mejores momentos, ya que logró 24 goles en la temporada 2009-2010, donde fueron campeones de la Liga, por delante de laureados equipos como el Ajax o el PSV.

Ese año, Bryan Ruiz fue el máximo anotador de su equipo y el segundo goleador de Holanda, sólo por detrás del jugador uruguayo del Barcelona Luis Suárez, que entonces militaba en el Ajax.

Sus excelentes registros hicieron que lo fichara el Fulham inglés, donde tuvo dos buenas temporadas, aunque a principios de 2014 acabó cedido en el PSV, lo que supuso su regreso a la liga holandesa.

Tras los buenos registros del Mundial de Brasil, lo acabó fichando en el verano de 2015 el Sporting, club en el que ha protagonizado dos buenas campañas (2015-2016 / 2016-2017), siendo uno de los referentes del ataque de los verdiblancos.

Tras unos meses aislado, Bryan Ruiz ha pasado de ser un jugador olvidado a convertirse en uno de los futbolistas con los que cuenta Jorge Jesus para afrontar los retos que del Sporting en la presente temporada, ya que son segundos en Liga y están la Liga Europa tras caer en Champions.

Además, Ruiz tendrá que aprovechar lo que, a priori, será su último Mundial, ya que tiene 32 años.

El capitán costarricense es el quinto jugador que más veces ha vestido la elástica de su país, en 107 ocasiones, por detrás de míticos ya retirados como Walter Centeno (135 partidos), Luis Marín (126), Rolando Fonseca (111) o Mauricio Solís (109).

Bryan Ruiz es una de las piezas clave del engranaje de la selección de Costa Rica, donde comparte protagonismo y responsabilidad con el portero del Real Madrid Keylor Navas.

"Está entre los mejores jugadores que ha tenido el país", ha dicho en más de una ocasión el seleccionador de Costa Rica, Óscar Ramírez.

Por Carlos García