EFELisboa

Stephen Eustáquio, joven futbolista luso-canadiense del GD Chaves e internacional sub-21 con Portugal, se ha convertido en el referente del buen juego y del "tiki-taka" de la Liga portuguesa, por lo que le siguen muy de cerca clubes como Betis, Barça, Manchester City o el propio Sporting de Portugal.

En una entrevista con la Agencia EFE, Eustáquio, que llegó a jugar dos partidos con la sub-17 de Canadá, aseguró que se fija en el estilo de juego de Busquet o David Silva y que está enamorado del juego del Betis de Quique Setién, donde milita su compatriota William Carvalho.

"Pienso que no hay jugador más inteligente dentro del campo que Sergio Busquet, por lo que me fijo en él cuando ocupo la posición de número 6, medio defensivo", manifestó el jugador, de 21 años.

Sin embargo, cuando juega de centrocampista más avanzado, de número 8, su referente es otro español, el jugador del Manchester City David Silva.

La prensa portuguesa da por hecho que podría ser uno de los refuerzos de invierno del Sporting de Portugal, cuyo centro del campo quedó diezmado tras la marcha de jugadores como William Carvalho, que fichó por el Real Betis.

Estáquio recuerda que de niño sólo jugaba al fútbol en verano, ya que vivía con sus padres en Canadá y el frío se lo impedía pero, de regreso a Portugal, se federó en el club de Nazaré.

En el Nazarense, su primer entrenador fue Estoti, "que no enseñaba mucho fútbol, pero que te enseñaba a crecer como persona".

A los 15 años fichó por la União Esportiva Leiria, que militaba en la máxima categoría nacional sub-15 y empezó a despuntar a nivel nacional enfrentándose a la cantera de clubes como Benfica, Porto o Sporting.

De esta etapa recuerda al técnico alemán Kimmel, "que era muy duro y rígido y nos enseñaba lo que era necesario para ser profesional".

Su doble nacionalidad le permitió debutar con la Sub-17 de Canadá, con la que llegó a jugar dos partidos en 2012, aunque su objetivo era jugar en el combinado de las "quinas" y lo logró en 2017.

En los dos últimos años, su carrera ha vivido en una escalada "meteórica"a, pasando de la Tercera División al Leixões de la Segunda lusa, donde sólo estuvo medio año, ya que el Chaves de la máxima categoría portuguesa lo compró por medio millón de euros en enero pasado.

"Fue el momento que soñé, pero no se acababa de concretar y llegaban los últimos días de plazo del mercado de invierno y no se materializaba. Sólo se concretó -el fichaje por Chaves- cuando faltaban 3 días para que se acabara el plazo", recordó el centrocampista.

Asegura que su estilo pasa por "mimar la bola", aunque logra compaginar su clase, ya que domina las dos piernas, con ser un medio correoso que se aplica en las labores defensivas.

Su agente, Manuel José, avanzó a Efe que da por hecho que jugará en el Chaves hasta finales de enero, y en el mercado de invierno se marchará a otro equipo.

Su cláusula de rescisión es de 15 millones de euros, un precio "a priori" bajo para cualquier club de primer nivel, dadas las condiciones de este jugador, añadió.

Carlos García