EFELisboa

La Liga portuguesa cierra hoy su primera mitad con tres firmes candidatos a llevarse el título, el Oporto, el Sporting de Portugal y el Benfica, separados por tan solo cinco puntos tras diecisiete jornadas disputadas.

Los tres aspirantes, que ya han completado la primera vuelta, han dominado la competición con solvencia y tanto Oporto como Sporting siguen invictos, mientras que la última derrota del Benfica data de la sexta jornada, hace ya más de tres meses, cuando perdió en el campo del Boavista (2-1).

Tras cuatro años consecutivos de dominio del Benfica, la Liga lusa no ha seguido la tendencia de otros grandes campeonatos europeos esta temporada, en los que Barcelona, Bayern de Múnich, Manchester City y París Saint-Germain dejaron sus respectivas competiciones prácticamente vistas para sentencia antes de Navidad.

El Oporto, actual líder, parte como favorito para la segunda vuelta, ya que sus registros desde la llegada al banquillo de Sérgio Conceição son prácticamente inmejorables: catorce victorias, tres empates, ninguna derrota y una media de casi tres goles marcados por partido.

A pesar de no liderar con tanta comodidad como se esperaría tras dejarse solo seis puntos, la historia reciente da como favorito al conjunto blanquiazul, que se ha llevado la Liga las siete últimas veces que se proclamó "campeón de invierno" en solitario.

Iker Casillas ha sido uno de los nombres propios de esta primera vuelta al pasar de ser indiscutible -solo se perdió el intrascendente último partido de la pasada campaña- a no disputar ni un encuentro liguero desde la octava jornada, cuando jugó los noventa minutos en el empate a 0 ante el Sporting.

Sin embargo, la titularidad del portugués José Sá en detrimento del guardameta español no ha afectado al rendimiento del equipo, que tiene la mejor defensa de la Liga con nueve goles encajados.

Además, el equipo dirigido por Conceição tiene el honor de ser el único portugués que ha superado la fase de grupos de Liga de Campeones y se enfrentará en octavos de final al Liverpool, ya sin su estrella Coutinho, recientemente traspasado al Barcelona.

En el Sporting, a dos puntos del Oporto, mantienen las esperanzas de conseguir el título liguero, algo que no hacen desde la temporada 2001-2002, gracias en buena parte a los 42 goles anotados entonces por el delantero brasileño Mário Jardel.

El Sporting ha mantenido el pulso cuando parecía que el Oporto se podía escapar y tan solo el empate 'in extremis' de la pasada semana en el campo del Benfica (1-1) ha impedido que el conjunto lisboeta acabe la primera mitad del campeonato empatado con el líder.

El holandés Bas Dost vuelve a ser el gran referente del Sporting en su segunda temporada en el club y ha anotado 16 goles, incluyendo un triplete en el último encuentro ante el Marítimo (5-0).

Con Jorge Jesus al mando, el equipo verdiblanco ha desarrollado un estilo de juego directo que le ha convertido en un cuadro muy regular que solo ha sufrido dos derrotas en Liga de Campeones ante conjuntos muy superiores, como son el Barça y el Juventus.

El complicado grupo que le tocó en la máxima competición continental ha provocado que los lisboetas tengan que disputar la Liga Europa, en la que se cruzarán en dieciseisavos con el Astana kazajo, rival teóricamente inferior.

Tras cuatro años de dominio absoluto en el fútbol portugués, el Benfica ha visto como sus dos históricos rivales han recuperado terreno y deberá pelear más de lo previsto para conseguir un nuevo campeonato, que sería el quinto consecutivo y 37 en el total.

No obstante, el rendimiento de las "águilas" ha caído considerablemente y ha dado una imagen muy pobre tanto en Copa, en la que cayó en octavos, como en Liga de Campeones, de la que fue eliminado en la fase de grupos al perder los seis partidos.

Las tempranas eliminaciones en ambas competiciones, así como de la Copa de la Liga -un trofeo menor- podrían favorecer al conjunto lisboeta, puesto que sus rivales tienen que prestar atención a otras competiciones.

Pero por ahora el Benfica no ha aprovechado sus duelos directos ante Oporto y Sporting, aunque consiguió sendos empates cuando parecía que se iban a ir con las manos vacías.

Especialmente dramático fue el derbi ante el Sporting, en el que empataron en el último minuto de penalti a pesar de los 24 disparos que realizaron.

La mejor noticia esta temporada para los "encarnados" está siendo el gran nivel de cara a portería del atacante brasileño Jonas, máximo goleador en Liga con 20 tantos, la mitad de los que ha conseguido el Benfica esta campaña.

Tras una temporada en la que rindió por debajo de lo esperado debido a una lesión que le apartó tres meses y medio de la competición, el exjugador del Valencia, de 33 años, está mostrando su mayor nivel de consistencia y ha marcado en catorce de las últimas quince jornadas.

Tres candidatos, diecisiete jornadas y un título en juego. Si los contendientes deciden alargar la batalla hasta las últimas jornadas, la Liga portuguesa será de las pocas que podrá presumir de no conocer a su campeón hasta mayo.

Jordi González