EFELisboa

El Tribunal Constitucional de Portugal planea declarar ilegal la norma que permite el uso de vientres de alquiler a las mujeres estériles y que está en vigor desde el pasado agosto, según publica hoy el semanario luso "Expresso".

El medio asegura que, aunque todavía no hay un fallo definitivo, la mayoría de los jueces del Constitucional es favorable a la anulación de la ley, que fue remitida a este tribunal tras entrar en vigor por los partidos conservadores lusos, el PSD (centro-derecha) y el democristiano CDS.

La norma permite el acceso a los vientres de alquiler a las mujeres con problemas de fertilidad que hayan nacido sin útero o con alguna lesión que les impida quedarse embarazadas.

La madre gestante no puede recibir ningún pago, a excepción de la cobertura de los gastos médicos, y tiene limitado el contacto con el bebé al "mínimo indispensable" tras su nacimiento, ya que en todo caso prevalece la relación con la madre genética.

La ley fue en un primer momento vetada por el presidente luso, Marcelo Rebelo de Sousa, al considerar que existían "vacíos legales" sobre la salvaguarda de los derechos del niño al nacer y de la mujer gestante.

El Parlamento aprobó una nueva versión para subsanar estos vacíos -con el apoyo de socialistas, marxistas, ecologistas y 20 diputados del PSD- y Rebelo de Sousa acabó decretándola.

La anulación de la ley podría dejar en el limbo la situación de las siete parejas que hasta ahora han solicitado formalmente el uso de un vientre de alquiler, una de ellas de nacionalidad española.

Por el momento, la única que cuenta con la autorización definitiva es una joven de 30 años que no tiene útero y que presentó como gestante a su madre, la futura abuela del bebé.