EFELisboa

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, calificó hoy de "mala noticia" la exclusión del Corredor Atlántico de la línea férrea entre Vigo (España) y Oporto (Portugal), cuyo horizonte de ejecución por parte de la Unión Europea se ha pospuesto hasta 2050.

El pasado 8 de marzo se conoció que esta línea, que había sido seleccionada por el Parlamento Europeo para ejecutarla como una "red básica" en el marco del horizonte de la UE 2023-2030, fue relegada a la "red global", cuyo plazo de ejecución se alarga hasta 2050.

Durante un acto celebrado hoy en la ciudad de Oporto, Feijóo animó a ahondar en la cooperación entre Galicia y el norte de Portugal para captar fondos europeos.

El presidente gallego, que participó en el 50 aniversario de la creación de la Comisión de Coordinación y Desarrollo Regional del Norte portugués, animó a profundizar en otros puntos de cooperación hispanolusa para lograr mayor cohesión, como una regulación adecuada del marco energético, tanto para la electricidad como para el gas.

También aludió al reto demográfico, "que tenemos que abordar con determinación y en el que también podemos encontrar muchas líneas de colaboración", manifestó.

Según Núñez Feijóo, el Xacobeo 2021 ha de ser una oportunidad para ambos territorios, por lo que apostó por reforzar todas las rutas del Camino de Santiago, incluida la del Camino Portugués.

En su discurso también hizo una defensa de la Unión Europea, en un tiempo en que "está siendo cuestionada por partidos y movimientos que prefieren dar pasos hacia atrás".

"Estos movimientos encontraron en la crisis económica su caldo de cultivo y señalaron a la Unión Europea como culpable de todos los males. Pero no debemos ignorarlos, sino combatirlos, y, sobre todo, volver a ilusionar a los ciudadanos que están decepcionados", insistió.

"No es cierto que el proyecto europeo había perdido su vigencia. Necesitamos más que nunca la cooperación, la libertad y la unión que nos brinda", concluyó.