EFELisboa

Científicos españoles y portugueses beneficiarios de ayudas del European Research Council (ERC) se reúnen a partir de mañana lunes en Braga, en el norte de Portugal, para compartir experiencias y establecer las prioridades de la investigación ibérica de los próximos años.

La "ERC Summit" se desarrollará el lunes y martes en el Laboratorio Ibérico Internacional de Nanotecnología (INL), un centro intergubernamental creado hace diez años por Portugal y España en el que se concentrarán beneficiarios de ambos países de ayudas otorgadas por el ERC en los últimos cinco años.

La idea de unir a estos investigadores surgió durante la última Cumbre Ibérica, realizada el pasado noviembre en la ciudad española de Valladolid, con la pretensión de que el encuentro sirva para "compartir experiencias" e "identificar desafíos comunes".

También para abordar el futuro de la ciencia ibérica, a través de debates sobre cómo "mantener la sostenibilidad" de los grupos de investigación una vez concluido el periodo de financiación, e incluso plantear cuáles serán las "prioridades de financiación de la investigación científica" tanto en la península como en Europa.

A la cita de Braga acudirán el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades de España, Pedro Duque; su homólogo portugués, Manuel Heitor; el presidente del ERC, Jean-Pierre Bourguignon, y el comisario europeo para la Investigación, Ciencia e Innovación, Carlos Moedas.

La destacada presencia de autoridades va en consonancia con la ambición del evento, cuyos responsables sostienen que tendrá "gran importancia para transformar la península ibérica en una referencia en investigación científica a nivel global".

La jornada inaugural de este lunes incluirá diversas presentaciones de los investigadores sobre la transmisión de cultura en la península en la era post-glacial o avances en las pesquisas para tratar la obesidad, así como una mesa redonda para aconsejar a los científicos cómo llevar su trabajo "un paso más allá".

La brecha digital, los cambios en las migraciones o el genoma serán, por su parte, los temas que concentrarán la sesión del martes, día en el que concluirá la cita.

Además del intercambio de experiencias e ideas, la cumbre de Braga tendrá muy presente los objetivos de la Agenda 2030, puesto que propone a los asistentes "construir una amplia movilización" para responder a esos retos a través de una investigación integrada de las ciencias naturales, sociales y económicas, entre otras.