EFELisboa

El nivel de confianza de los consumidores portugueses se redujo cuatro décimas en diciembre, segundo mes consecutivo en el que disminuye, mientras que la de los empresarios cayó una décima.

Según los datos divulgados hoy por el Instituto Nacional de Estadística luso (INE), el nivel de confianza de los consumidores se situó en -2,2 puntos, cuatro décimas por debajo del dato registrado en noviembre.

Con esta caída sumó el segundo mes consecutivo en descenso, después de bajar siete décimas en noviembre.

Los técnicos del organismo atribuyeron la caída de diciembre a las peores perspectivas sobre la situación económica del país, de la situación financiera familiar y la capacidad de ahorrar en Portugal.

Por su parte, el indicador de clima económico, que mide la confianza de los empresarios, se situó en 2,2 puntos, una décima por debajo del mes anterior, en el que también bajó.

Por sectores, la confianza empresarial bajó tanto en la construcción, como en la industria y los servicios y en el comercio.