EFEPlasencia (Cáceres)

Los 29 ejemplares de lince ibérico que fueron evacuados el pasado mes de agosto desde el Centro Nacional de Reproducción de Lince Ibérico de Silves (Portugal) hasta los centros de cría de Zarza de Granadilla (Cáceres), El Acebuche (Huelva) y La Olivilla (Jaén) han iniciado su regreso a las instalaciones lusas.

Según ha informado en una nota el Instituto de Conservación de la Naturaleza y Bosques (ICNF) de Portugal, ayer regresaron al centro de Silves los cuatro primeros linces.

De igual forma, ha señalado que la próxima semana volverán el resto de animales que fueron acogidos en los tres centros de cría españoles.

Asimismo, el ICNF ha apuntado que las obras de rehabilitación de las instalaciones del centro de Silves se encuentran en fase de finalización.

El pasado mes de agosto, un incendio forestal en la región portuguesa del Algarve afectó al Centro Nacional de Reproducción de Lince Ibérico de Silves, que tuvo que ser desalojado.

En el centro había 29 linces, cuya evacuación se hizo siguiendo el protocolo marcado por el Instituto de Conservación de la Naturaleza y Bosques (ICNF) de Portugal, ente público del que depende el centro, uno de los cuatro de cría de la especie que hay en la Península y que forman parte del Programa de Conservación Ex-situ del Lince Ibérico.

El Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN), que gestiona dos de los cuatro centros de cría de la especie que hay en la península -El Acebuche, en el Parque Nacional de Doñana, y el de Zarza de Granadilla- mostró desde el primer momento su apoyo y su disposición a acoger a los linces evacuados.

Finalmente ocho fueron a El Acebuche, nueve a Granadilla y doce a La Olivilla (Jaén), éste último gestionado por la Junta de Andalucía.