EFELisboa

El expresidente del Gobierno español Felipe González abogó hoy en Lisboa por potenciar la "formación humanística" ante la revolución digital, puesto que, dijo, es lo "único que dará certidumbre" en un entorno siempre cambiante.

"Lo único cierto es que lo que aprendemos hoy puede no servir mañana" en el ámbito tecnológico, apuntó González, quien por ello defendió que las humanidades pueden ser la piedra que resista esos cambios y otorguen alguna seguridad a los ciudadanos.

El expresidente del Gobierno español intervino en la clausura del coloquio "Education for Shared Societies", organizado este martes y miércoles por el Club de Madrid en la Fundación Gulbelkian.

Más de treinta exjefes de Estado y Gobierno han abordado en esta cita los retos en el acceso a educación y los cambios que la tecnología imprimirá en ella en las próximas décadas, aspecto en el que se ha centrado González.

"Debemos considerar que vivimos un cambio de era", ha dicho, que hará que el proceso educativo "sea como el de Sanidad", es decir, que empiece "desde los cero años hasta el final de la vida" para estar permanentemente actualizados.

Es una situación que genera una "incertidumbre", admitió, para los jóvenes, a los que dijo que hay que "entrenar" para asumir que su vida será cambiante, si bien hay una base de aprendizaje que puede resistir esta revolución, y que a su juicio son las humanidades.

"Esa formación humanística, eso que se desprecia en favor de la especialización técnica" es lo que otorgará seguridad, apuntó.

"No pierdan de vista que las palabras duran más que las piedras", dijo a modo de clausura.

Además de Felipe González, han intervenido en el coloquio de la Gulbenkian la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, el expresidente de la Comisión Europea José Manuel Durão Barroso y el secretario general de la ONU, António Guterres.