EFELisboa

La Fundación Bancaria "la Caixa" presentó hoy las líneas maestras de su proyecto de obra social en Portugal, realizado con la colaboración del Banco BPI y que promoverá el desarrollo del bienestar de los lusos, en especial aquellos en situaciones más vulnerables.

El proyecto se divide en cuatro apartados: fomento de trabajo para grupos sociales en riesgo, atención integral a los enfermos de edad avanzada, apoyo a trabajos de investigación y divulgación de la cultura y la ciencia.

El programa fue presentado en una rueda de prensa celebrada hoy en Lisboa, que contó con la participación del director general de la Fundación Bancaria "la Caixa", Jaume Giró, y del presidente de honor del BPI, Artur Santos Silva.

También estuvieron presentes el director corporativo de Territorio y Centros de la Fundación Bancaria "la Caixa", Rafael Chueca; el administrador del BPI, José Amaral, y el exministro de Comercio luso António Barreto.

El programa Incorpora buscará integrar en el mundo laboral a jóvenes sin estudios ni trabajo, desempleados de larga duración, discapacitados mayores de 45 años, víctimas de violencia de género, exreclusos y drogodependientes, mientras que en materia de atención a enfermos se crearán siete equipos y varios centros de ayuda psicosocial para ancianos.

En proyectos de investigación, la Fundación Bancaria "la Caixa" dedicará en 2018 doce millones de euros entre España y Portugal para bolsas de estudio de hasta un millón en indagación en dolencias cardiovasculares y oncológicas, infecciones y neurociencias.

La exposición "A Floresta" ("El Bosque"), que se expondrá en las ciudades de Coimbra, Viseu, Braga y Portimão, será el primer paso en el plano de acción cultural.

Destaca también la iniciativa de dinamización de las regiones transfronterizas para "fomentar la interacción" entre España y Portugal, tal y como afirmó Santos Silva, y que apoyará planes a tres años vista para desarrollar estos territorios, los más pobres del país.

Además, la entrada de la Fundación "la Caixa" en Portugal incluye la ampliación de los Premios de Solidaridad de BPI a entidades sociales con dos nuevas categorías contra la pobreza infantil y de acción social en el medio rural.

El programa tendrá este año un presupuesto en tierras lusas de diez millones de euros, aunque Giró aseguró que el objetivo es que alcance un montante de 50 millones "lo antes posible".

Giró destacó que el plan trata de "transformar la realidad" con un foco "en asuntos sociales" y cada vez mayor en investigación, cuya inversión general avanzará "de 30 a 90 millones de euros" en los próximos años.

Por su parte, Santos Silva recordó que la fundación española es "única" por su cartera de inversión a largo plazo: "Tiene un gran compromiso con la sociedad y en los momentos más importantes siempre está presente", añadió.

La presentación de hoy rubrica el acuerdo de la entidad española en Portugal, que fue anunciado el pasado mes de abril en un acto con el primer ministro luso, António Costa, y el presidente de la Fundación "la Caixa", Isidre Fainé.

La Fundación "la Caixa" es la primera privada de España y la tercera fundación más importante del mundo por volumen de activos.

El BPI está controlado por Caixabank desde el mes de febrero del pasado año, cuando a través de una opa obtuvo el 84,5 % de la entidad.