EFEValladolid

Las regiones de Castilla y León (CyL) y la Porto-Norte de Portugal han perfilado sus trabajos para una promoción conjunta de vinos y turismo dentro de uno de los barcos que une los dos países, dentro de las aguas internacionales del Duero, y con las medidas de seguridad correspondientes.

Se trataba de mantener el encuentro y de trasladar esa nueva normalidad, esa luz que se ve poco a poco ante la pandemia del coronavirus, ha trasladado a Efe la directora general de Turismo de la Junta, Estrella Torecilla, que ha participado del lado castellanoleonés.

El barco es de la empresa zamorana Europarques Hispano-Lusos, que este sábado ha recibido un reconocimiento del gobierno de la región Porto-Norte de Portugal, como modelo de gestión y adaptación a las medidas higiénicas y sanitarias por el COVID-19.

Torrecilla ha detallado que el barco opera desde el lado de Portugal, por la orografía de la zona, y puede hacerlo a un tercio de su capacidad, aunque hoy sólo han ocupado una decena de sus 120 plazas, y con las medidas de seguridad correspondientes.

En el encuentro, con la asistencia del responsable de Turismo de esa región lusa, han repasado los trabajos en marcha, como el mapa de las denominaciones de origen de vinos en torno al Duero y una carta de los caldos para poderla llevar a los restaurantes.

También buscan que la región del Duero vaya de forma única a las ferias internacionales, de la mano de sus vinos y del mayor patrimonio de la Unesco que reúnen ambas dentro de sus países.

Otro proyecto es recuperar, tanto para el comercio como para el turismo, la vía férrea que enlazaba Barca d'Alva con Fuente de San Esteban (Sálamanca) en la zona de las Arribes del Duero.

Una vía "muy interesante", tanto para el lado castellanoleonés, ya que Oporto recibe 50 millones de turistas al año, como para el de la región Porto-Norte Portugal, por el nexo que supone Castilla y León con Madrid, ha explicado Torrecilla.

La directora de Turismo ha trasladado la confianza en recuperar la normalidad, a la que Portugal "saldrá un poco antes" por sus mejores datos tanto de contagios como de fallecidos.

Y se ha referido a que son muchos los salmantinos y zamoranos que trabajan en Portugal y que están esperando a esa apertura de fronteras para "hacer una vida normal".