EFEGuarda (Portugal)

La ciudad portuguesa de Fundão inaugurará el próximo 15 de junio en su Museo Arqueológico una colección de obras de arte inspiradas en el yacimiento arqueológico español de Siega Verde (Salamanca), donde hay grabados rupestres que son Patrimonio de la Humanidad.

Se trata de una colección de pinturas del artista salmantino Carlos García Medina titulada "Siega Verde, horizonte de vida".

Las obras tienen plasmados diferentes motivos de Siega Verde, sobre todo los animales que fueron grabados hace 20.000 años en las rocas de pizarra situadas a orillas del río Águeda.

La exposición permanecerá abierta al público hasta finales del mes de julio.

Ese día también servirá para hermanar los grabados de Siega Verde, descubiertos en 1998, con los dos grabados rupestres descubiertos hace 15 años en Paço do Caldeirão, en el concejo de Fundão.

Para ello, será mostrada en el Museo Arqueológico de Fundão una colección de fotografías de los portugueses Diamantino Gonçalves y Belarmino Lopes que versan sobre sendos grabados en los que hay representados un caballo en los márgenes del río Zêzere.