EFEPenamacor (Portugal)

La ciudad portuguesa de Penamacor, fronteriza con la provincia española de Cáceres, celebró hoy un foro donde políticos y agentes sociales y económicos de ambos países analizaron la situación de la Raya, como se conoce a la frontera hispano-lusa, ante la falta de población.

El Fórum "Terras do Lince" fue inaugurado por el alcalde de Penamacor, António Soares, que se refirió "al mismo mal" que padecen los dos territorios fronterizos: la población envejecida.

"Cada vez más tenemos que unir esfuerzos de los dos lados de la frontera en proyectos comunes", insistió.

Soares se refirió al marchamo europeo Carta de Turismo Sostenible "Terras do Lince" que comparten las comarcas portuguesas de Penamacor, Sabugal y Almeida y que quieren hacer extensivo a las zonas españolas limítrofes de la Sierra de Gata (Cáceres) y de El Rebollar (Salamanca).

También instó a los políticos de ambos países a solucionar problemas muy concretos como, por ejemplo, que los estudiantes españoles que quieran cursar un módulo de formación profesional en Portugal no pueden hacerlo debido a que la legislación lusa lo impide.

"Un estudiante español puede estudiar una enseñanza superior en Portugal, pero no puede ingresar en la formación profesional hasta que no llega al curso denominado décimo segundo", explicó.

De esta manera, muchos estudiantes de las zonas fronterizas españolas no han podido matricularse en las escuelas de enseñanza profesional de Portugal.

En representación de la Diputación de Cáceres acudió la técnica Raquel Burdalo, que ofreció un recorrido sobre las potencialidades que comparten sendos territorios para fomentar el turismo cultural y de naturaleza.

El Tajo Internacional, el Parque Cultural Sierra de Gata o los vestigios patrimoniales e históricos que comparten ambos lados, tales como la herencia judaica, fueron algunos de los ejemplos que desgranó y que dan futuro al territorio.

El concejal de la ciudad de Sabugal, Amadeu Neves, y el alcalde de Almeida, António Machado, ambas fronterizas, también participaron en el foro, organizado por la entidad Territorios do Côa, que preside el edil de Almeida.

Machado hizo una defensa pública de la tauromaquia, ya que, a su juicio, "es un exponente máximo de estos territorios" de la frontera hispano-lusa.

"No debemos nunca dejar que nos quiten estas tradiciones", insistió Machado durante el foro, que estuvo dirigido por Dulcineia Catarina Moura, coordinadora de Territorios do Côa.

En las jornadas también participaron técnicos de la Fundación Naturaleza y Hombre, que explicaron cómo trabajan en ambos países para fomentar la preservación de la dehesa.