EFEGuarda (Portugal)

La ciudad portuguesa de Guarda, cuyo distrito hace frontera con la provincia española de Salamanca, quiere acoger la Cumbre Ibérica de 2019, que tendrá que celebrarse en territorio portugués.

Al hilo de la XXX Cumbre Ibérica, que tendrá lugar en Valladolid (España) el próximo 21 de noviembre, el alcalde de Guarda, Álvaro Amaro, aseguró en declaraciones a los periodistas que esta ciudad se postulará para acoger la trigésimo primera edición.

La ciudad de Guarda desarrolla numerosas iniciativas anuales basadas en la cooperación transfronteriza, entre ellas la Feria Ibérica de Turismo.

Amaro entiende que a nivel turístico España y Portugal tienen que promocionarse conjuntamente como un único destino, de ahí que financie cada año dicha feria para estrechar lazos con los vecinos españoles de las regiones de Extremadura, Castilla y León, Galicia o Andalucía.

Además, la ciudad de Guarda se ha postulado para ser la Capital Europea de la Cultura en 2027, por lo que ha establecido una serie de alianzas con la española Universidad de Salamanca, ciudad que ya fue Capital Cultural Europea en 2002.

Amaro, que pertenece al conservador Partido Social Demócrata, ha promovido la creación de la plataforma "Movimiento por el interior" integrada por todos los partidos políticos lusos para promover que el Gobierno establezca políticas a favor del desarrollo de los territorios rurales del interior, muy despoblados.

Entre las medidas que proponen figura un programa transfronterizo entre Portugal y España en el campo de la enseñanza y de la movilidad para la puesta en marcha de proyectos conjuntos de I+D y la posibilidad de que haya una transferencia del conocimiento.