EFEGuarda (Portugal)

El Parque Natural Sierra de Estrela de Portugal, situado en la región Centro, buscará ser un referente mundial en producción de aceite elaborado a partir de la olivicultura de montaña a través un proyecto impulsado por varios organismos de la región.

La iniciativa fue presentada hoy en la ciudad de Guarda, a 37 kilómetros de la provincia española de Salamanca, y pretende que toda la zona conocida como Región de la Beira Interior, que sobresale por su producción artesanal, se diferencie como productor de aceite virgen extra elaborado a partir de olivos de montaña.

La coordinadora del proyecto, Catarina Lourenço, investigadora de la Escuela Superior Agraria de Castelo Branco, explicó hoy a Efe que el objetivo final es el de "elaborar aceite de excelencia" que se pueda introducir en todos los mercados.

Para ello, han diseñado un proyecto, auspiciado por la Comunidad Intermunicipal Beira Interior y Sierra de Estrela (CIMBSE) y los institutos politécnicos de Guarda y Castelo Branco, que pondrá en valor este aceite, que cada año elaboran de forma artesanal cientos de productores.

El secretario ejecutivo de la CIMBSE, Antonio Ruas, explicó a Efe que este proyecto pretende fomentar la producción de aceite de calidad en esta región lusa como "un recurso gastronómico que genere riqueza para la zona".

También avanzó que esta región del interior de Portugal quiere poner en valor todos los frutos de alta montaña que hay en parajes como la Sierra de Estrela o la Sierra de la Gardunha, entre otros lugares.

Teresa Paiva, directora de la Unidad de Investigación del Instituto Politécnico de Guarda, aseguró a Efe que esta iniciativa se diferenciará del resto ya que los aceites que se producen en zonas de montaña tienen unas características organolépticas únicas con respecto a los demás.

Sobre todo, la variedad que más se recolecta en esta zona es la aceituna denominada "galega".

El objetivo es que los cientos de productores que molturan cada invierno las aceitunas de la Sierra de Estrela trabajen en conjunto bajo un mismo paraguas, que será el de "aceite de montaña".

Esta marca la quieren introducir en mercados de Europa, América y Asia, especialmente en Japón, "donde hay mucho interés por el aceite que se elabora en Portugal", según la coordinadora.

Además de una misma identidad, el proyecto prevé dotar a los productores de esta zona lusa de las herramientas necesarias para su posterior comercialización, ya que editará una guía de buenas prácticas.

Durante la presentación pública del proyecto, los productores de aceite portugueses mostraron su preocupación por el avance de la temida "Xylella fastidiosa", una bacteria patógena conocida popularmente como "el ébola del olivo" y que en poco tiempo puede arrasar decenas de árboles.

A pesar de que esta bacteria ya ha sido localizada en zonas de Italia y España, "por suerte, en Portugal aún no hay registros de ella, y esperemos que siga así", manifestó Catarina Lourenço.