EFEVilar Formoso (Portugal)

El público portugués se ha mostrado "muy sorprendido" con los toros de lidia "naturalizados" del taxidermista español José Luis Martín, exhibidos este fin de semana en la localidad lusa de Vilar Formoso en el marco de la undécima edición de la Feria de la Caza, Pesca y Desarrollo Rural.

"A la gente le sorprende que se pueda disecar un toro que se ha corrido en un encierro por las calles", explicó hoy a EFE José Luis Martín.

En Portugal, después de un encierro urbano, los toros no tienen que sacrificarse, al contrario de lo que ocurre en la mayoría de las regiones de España.

Martín exhibió varios toros de lidia "naturalizados", además de un caballo de rejoneo y diferentes especies cinegéticas.

El español recibe cada temporada encargos de los toreros más relevantes, como Manzanares, Roca Rey o Emilio de Justo, que confían en él para que les "inmortalice" algún toro con los que han triunfado en alguna plaza donde han lidiado.

Según la organización de la feria, a lo largo de los tres días del certamen han pasado por los diferentes expositores en torno a 20.000 personas, muchos españoles, debido a que Vilar Formoso está en primera línea de frontera con la provincia española de Salamanca.

Además, más de 300 cazadores de los dos países participaron en las monterías que se han celebrado en las localidades lusas de Nave de Haver y Ribeiro de Cadelos.