EFEVilar Formoso (Portugal)

Con el objetivo de promover la paz en el mundo, el movimiento "Peace Run" protagonizó hoy el relevo de su antorcha entre escolares de España y Portugal, en un acto celebrado en la frontera hispanolusa que marcan Vilar Formoso (Portugal) y Fuentes de Oñoro (España).

El acto simbólico se realizó en el mojón de la aduana que separa ambos sendos países, al que llegaron los escolares de la localidad salmantina de Fuentes de Oñoro para entregar la antorcha a los lusos de Vilar Formoso.

La coordinadora de "Peace Run" en Portugal, Florbela Caniceiro, explicó a EFE que este "relevo por la paz" comenzó el pasado febrero en Bulgaria y concluirá en octubre en Lisboa, tras pasar por numerosos países.

El movimiento "Peace Run" nació en 1977 y cuenta con el apoyo de numerosas personalidades, entre ellas el papa Francisco.

António Machado, alcalde de la comarca lusa de Almeida, a la que pertenece Vilar Formoso, recibió a los escolares que portaron la antorcha en el Museo "Fronteira e Paz", que se levantó en Vilar Formoso como un símbolo de la voluntad de promover la paz.

Machado recordó que Almeida y otras tres ciudades lusas fronterizas con España, Marvão, Elvas y Valença do Minho, están trabajando en un proyecto para que esta zona, conocida como "La Raya", sea declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO con el marchamo de "frontera de la paz".

La iniciativa, que está avalada por le presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, servirá para poner en valor los territorios fronterizos hispanolusos, aseguró el alcalde.