EFEGuarda (Portugal)

La fortaleza de Castelo Mendo, una de las doce "Aldeias Históricas" de Portugal fronterizas con la provincia española de Salamanca, revivirá este fin de semana la leyenda del amor prohibido de sus dos pétreos habitantes, Mendo y Menda, inmortalizados en su singular castillo.

Según la tradición oral, en el castillo de la aldea se miran dos piedras, una con rostro de mujer y la otra de hombre, que simbolizan el amor prohibido.

La leyenda de "Mendo y Menda" será teatralizada en la noche del sábado, en el acto central del programa cultural organizado este fin de semana en esta aldea de un centenar de habitantes que conserva un importante legado artístico.

Castelo Mendo tuvo especial importancia en el pasado, ya que está asentada a orillas del río Côa, que antes del Tratado de Alcañices, en 1297, era la frontera natural entre el Reino de León español y Portugal.

También jugó un papel relevante durante las Guerras Peninsulares porque la comarca de Almeida -a la que pertenece esta villa- fue uno de los territorios que lograron paralizar el avance de las tropas napoleónicas a principios del siglo XIX.

Incluso, en la zona del castillo, aún se conserva, casi siete siglos después, la tumba del gobernador de la fortaleza, Mendo Mendes, a quien el pueblo debe su nombre.

El programa del fin de semana incluye recreaciones históricas, música y degustaciones gastronómicas de recetas como el "bolo pardo", un dulce tradicional de la comarca.

La aldea es también muy conocida en la literatura popular portuguesa por la leyenda del "Monstruo y el ermitaño", que relata viejas historias sobre un monstruo que cada primavera hace desaparecer a niños de la localidad.

Las desapariciones se detuvieron cuando un grupo de 18 jóvenes, alentados por un ermitaño, fueron en romería hasta la Iglesia de Nuestra Señora de Sacaparte, ubicada cerca de la frontera salmantina.

Las doce "Aldeias Históricas" de Portugal es un conjunto de pueblos que sobresalen por su patrimonio histórico y su importancia geográfica, en el frontera con España en la región Centro.

Durante este año, cada "Aldeia Histórica" recupera alguna de sus tradiciones para convocar un fin de semana de fiesta para atraer turistas de toda la península ibérica.

A esta celebración le seguirán las fiestas legendarias de otras "Aldeias" portuguesas", como Trancoso (5-7 octubre), Idanha-a-Velha (1-4 noviembre), Monsanto (9-11 noviembre) y Belmonte (7-9 diciembre).

En todos ellos se repetirán las visitas guiadas nocturnas con actores de teatro como principal reclamo para los turistas.

Carlos García