EFELisboa

El Gobierno regional de las Azores anunció hoy un proyecto para tener un 15 % más de áreas marinas protegidas en su Zona Económica Exclusiva (ZEE) en 2021, además del 5 % de suelo oceánico que actualmente ya goza de algún régimen de protección.

De esta forma, habría 150.000 kilómetros cuadrados de nuevas zonas en las que no se podrán realizar actividades de pesca ni de extracción minera gracias al programa "Blue Azores", firmado por el Ejecutivo regional con la fundación portuguesa Oceáno Azul y la estadounidense Waitt, informaron en un comunicado conjunto.

Ambas fundaciones invertirán 1,5 millones de euros en la primera fase del proyecto, que se desarrollará en estos tres primeros años, aunque el compromiso de los socios es cooperar durante otros tres años más en el archipiélago luso, localizado a unos 1.500 kilómetros de Lisboa.

El administrador para el área de conservación de Océano Azul, Emanuel Gonçalves, indicó que su estimación es que, para materializar esta primera fase, se requiera una inversión global de cinco millones de euros.

En relación al futuro y a la viabilidad del proyecto, Gonçalves se mostró optimista: "Confiamos en que vamos a conseguir traer al proyecto a nuevos socios: otras fundaciones, empresas y ONG", dijo.

Por su parte, el presidente de la Fundación Océano Azul, José Soares dos Santos, pidió "acciones conjuntas y esfuerzos concentrados" para que programas como este se puedan acometer.

El presidente del Gobierno regional de las Azores, Vasco Cordeiro, señaló que el trabajo no acabará en los seis años que dura el programa, sino que este acuerdo es solo un paso "dentro del objetivo de preservar este mar para las generaciones siguientes".

El programa "Blue Azores" se ha basado en los estudios realizados por dos expediciones científicas, una dirigida por la Fundación Waitt en 2016 y otra posterior liderada en 2018 por la lusa Océano Azul.

La primera fase del proyecto estará centrada en la realización de estudios científicos para identificar las zonas exactas en las que deberán crearse las nuevas áreas protegidas y la definición de las leyes para su implementación concreta.

El presidente de la Fundación Waitt, Ted Waitt, apuntó que la razón por la que han elegido este proyecto es "la visión y el liderazgo del Gobierno de las Azores" en esta materia pues, de las 71 áreas marinas que hay en Portugal, 58 se encuentren en este territorio.