EFELisboa

El príncipe Aga Khan IV ha recibido la ciudadanía portuguesa por las "acciones desarrolladas en pro de la República" lusa, después de establecer en Lisboa la sede de la comunidad ismailí, de la que es líder espiritual, en 2015.

La atribución de la ciudadanía al líder ismailí fue aprobada por el Gobierno portugués hace dos semanas, pero sólo se hizo pública ahora, mediante un anuncio del presidente, Marcelo Rebelo de Sousa, en la gala de los Premios Aga Khan de la Música.

La comunidad ismailí, una rama del islam chií, cuenta con unos 15 millones de fieles en todo el mundo, pero no tiene territorio definido, y estableció recientemente su sede en Lisboa tras un acuerdo firmado en 2015 con el Gobierno portugués.

El Aga Khan ya fue condecorado en 2017 por Rebelo de Sousa con la Gran Cruz de la Orden de la Libertad, que reconoce servicios relevantes prestados en defensa de los valores de la civilización, de la dignificación de la persona humana y la libertad.

También recibió el título de Doctor "Honoris Causa" de la Universidad Nova de Lisboa.

Fundador de la Red Aga Khan para el Desarrollo, presente en una treintena de países, el Aga Khan celebró el pasado julio en Lisboa su Jubileo de Diamante arropado por más de 45.000 fieles llegados de todo el mundo.